Google monopoliza (aún más) las reservas hoteleras

Google permite realizar todos los pasos de una reserva hotelera sin salir del buscador.

Google monopoliza (aún más) las reservas hoteleras

Llega a España el servicio Book on Google, que permite reservar hoteles sin salir de la página del buscador

El servicio Book on Google desembarcó en España, que se suma a la lista de países europeos donde se pueden realizar reservas hoteleras sin salir de la página del buscador.

Con esta novedad los hoteles no tienen porqué temer a Google. A lo sumo, las agencias online sí están preocupadas, porque el buscador dio un paso más para dominar el mercado de reservas de alojamientos en perjuicio de los intermediarios.

El turno de España

En realidad este servicio ya existía hace dos años, pero además de España también se encuentran Alemania, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Francia, Italia, Países Bajos, Noruega, Polonia y Suecia, que se suman a EEUU, Gran Bretaña, Australia y Nueva Zelanda.

Estas 16 naciones “representan al 50% del PIB mundial y seguramente más del 80% del mercado emisor hacia España”, precisa la consultora Mirai.

Un cambio de modelo

Hasta ahora los hoteleros españoles podían usar este servicio para promocionarse en el Reino Unido o EEUU, pero no en España. Con la extensión de esta aplicación los empresarios amplían su campo de acción, mientras que los usuarios españoles ganan en comodidad y rapidez al recurrir al sistema de Google.

El sistema Book on Google supone una ruptura con el modelo tradicional de reservas, porque no redirige a la web del hotel o de la OTA para terminar el proceso

Para el buscador, se gana en fidelidad de su público porque se evita la fricción y las posibles fugas de clientes que ocurren al cambiar de página para reservar, en especial en dispositivos móviles, indica esta consultora hotelera.

Este sistema “es un cambio sustancial respecto al modelo de metabuscador tradicional, donde se dirige al usuario a la web de los hoteles o de las agencias on-line para finalizar allí su reserva”, precisa el artículo firmado por Diego Varela.

Sin costes extras para los hoteles

Para los hoteleros este servicio no tiene un coste extra: está incluido cuando contratan una campaña con Hotel Ads, porque Google sigue cobrando el mismo pago por clic o el porcentaje de comisión por cada reserva realizada bajo su sistema.

Con Book on Google el alojamiento sigue siendo el ‘dueño’ de la reserva “y en última instancia del cliente, al que puede intentar fidelizar”.

O sea, se mantiene esta línea de venta directa, pero también cuenta con un componente de transacción al estilo de una agencia on-line, porque la operación se realiza bajo la estructura de Google. Y si el cliente está contento, volverá a usar este sistema en el futuro.