Guía práctica para alojarse en un hotel en la 'nueva normalidad'

¿Se podrán usar las piscinas o el ascensor? ¿nos tomarán la temperatura? Foto: Luke Bender | Unsplash.

Guía práctica para alojarse en un hotel en la 'nueva normalidad'

Desde el próximo 11 de mayo comenzarán a abrir los hoteles; esto es lo que podremos hacer -y lo que no- en la nueva normalidad

Mar Nuevo

Madrid

08/05/2020 - 18:25h

Viajar no volverá a ser lo mismo después de la pandemia de coronavirus. No paramos de escuchar esta frase y, sin embargo, ¿qué significa? Podemos ir en coche o en avión, a la playa o a un centro urbano, pero seguramente necesitaremos un alojamiento en las vacaciones. Por esto traemos una guía sobre cómo cambiará la experiencia de dormir en un hotel a partir del COVID-19.

¿Cuál será el aforo? ¿Y las medidas de higiene? ¿Podremos utilizar un ascensor? ¿Y qué pasa con el buffet o la piscina? Son muchos los interrogantes en torno a las estancias en establecimientos turísticos y, ante la inminente apertura de los primeros hoteles, el próximo 11 de mayo, coincidiendo con la entrada en fase 1 de la desescalada de muchos territorios, buscamos todas las respuestas.

[Para leer más: Buffet en los hoteles: quizás sea el momento de la despedida]

Casi todas pueden resumirse en solo dos: higiene y limpieza extremas y distancia social. Sin embargo, y entre la amalgama de nuevos procolos y sellos Covid-free, el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) en colaboración con la patronal hotelera Cehat y la secretaría de Estado de Turismo, además de diferentes entidades como la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM), sindicatos y cadenas hoteleras, ha diseñado una norma general para su aplicación en hoteles y establecimientos turísticos de modo que la tan ansiada reapertura no conlleve riesgos de contagio.

Cómo será ir a un hotel este verano. Foto Man Pan Unsplash

Cómo será ir a un hotel este verano. Foto: Man Pan | Unsplash.

También está revisado por la Asociación Española de Prevención de Riesgos Laborales y sigue las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), solo falta la luz verde del Ministerio de Sanidad para que se convierta en normal.

Llegada al hotel

Entramos en el hotel, seguramente tras pasar por una alfombra impregnada de desinfectante. Nuestro primer contacto suele ser la recepción, un lugar por donde siempre deambulan personas entrando, saliendo y esperando a realizar alguna gestión.

Aunque no se fija como obligatoria la toma de temperatura antes de la entrada al hotel, sí se recomienda que los establecimientos cuenten con termómetros sin contacto

El aforo ahora deberá estar controlado y encontraremos medidas para asegurar el distanciamiento, tanto con otros viajeros como con los empleados.

Habrá soluciones hidroalcohólicas a nuestro alcance y existirá un termómetro sin contacto aunque, al menos por el momento, no será obligatorio tomarnos la temperatura.

Para pasar el menor tiempo posible en este lugar se fomentarán medidas como el check-in on line y las llaves electrónicas. Además, se incentivará el pago con tarjeta u otros medios que eviten el manejo de efectivo. ¿Te han prestado un bolígrafo para firmar? Debe ser desinfectado tras cada uso, como también las llaves o tarjetas, en caso de ser físicas.

Los mostradores deben limpiarse y desinfectarse al menos una vez al día, aunque pueden ser más, en función de la afluencia de clientes.

Listo, tenemos la habitación. Si necesitamos ayuda con el equipaje, el personal lleará guantes desechables y/o toallitas desinfectantes para limpiar asas y manillas de maletas. Además, se recomienda que nadie más que nosotros manipule nuestro coche.

Los hoteles continúan con la desinfección de las instalaciones hasta que llegue el día de la reapertura. Foto: VP Hoteles

La limpieza y la desinfección serán continuas. Foto: VP Hoteles.

Zonas comunes

Cada hotel deberá definir el aforo de sus espacios comunes, donde encontraremos siempre soluciones hidroalcóholicas, especialmente en zonas de paso y de mayor uso.

Se insistirá en el respeto a la distancia de seguridad y la limpieza periódica de dispensadores de papel, gel y jabón en los aseos de uso público -donde desaparecerán la toallas, incluso las de uso individual-.

Se recomienda colocar abundantes carteles informativos tanto para huéspedes como para personal con las recomendaciones de higiene y limpieza requeridas

También veremos mucha información a nuestro alrededor: se recomienda la señalética en forma de carteles informativos para huéspedes y personal y marcas en el suelo que indiquen las distancias de seguridad recomendadas.

En la habitación

Los amantes del minimalismo estarán un poco más cómodos en las habitaciones de hotel a partir de ahora. Según el nuevo protocolo, deberán reducirse los textiles en la medida de lo posible, incluidas las alfombras, así como objetos de decoración y amenities.

Encontraremos mantas y almohadas precintadas y papeleras siempre con tapa y doble bolsa, además de pedal o algún sistema que evite la necesidad de accionarlo manualmente.

Secador de pelo y perchas del armario deberán ser desinfectadas a la salida de cada cliente.

Respecto a la limpieza, y por si quedan dudas, se fijan protocolos para limpiar y desinfectar todos los elementos, desde los textiles -que se lavarán a más de 60º-, al minibar.

El coronavirus cambiará el futuro de los buffets. Foto: Claudia Viloria | Unsplash.

El coronavirus cambiará el futuro de los buffets. Foto: Claudia Viloria | Unsplash.

¿Desaparición del buffet?

Lo que para muchos sería una especie de drama no está específicamente contemplado en el documento, aunque sí se recomienda optar por servicios que reduzcan la manipulación por parte de los clientes para reducir riesgos.

En el caso concreto del buffet se recomiendan fórmulas como la instalación de pantallas de protección y servicio asistido, emplatados individuales o monodosis adecuadamente tapadas. Por supuesto, nada de elementos como vinagreras, saleros, aceiteras, máquinas de bebidas, etc. Y se reducirá toda la decoración superflua.

También se recomendarán itinerarios para evitar aglomeraciones en determinadas zonas y prevenir el contacto entre personas.

El servicio de habitaciones

En cuanto al servicio de habitaciones, el personal nos servirá equipado con guantes, además de mascarilla si no se puede mantener la distancia de seguridad. Todo el material de vajilla será higienizado tras cada uso.

Ascensores sí o no

Es necesario informar a los clientes de la capacidad máxima de los ascensores aunque, en último término, solo podrás subir con las personas de tu unidad familiar, salvo que se haga uso de mascarillas.

Foto Anmol Seth Unsplash

En principio las piscinas de hotel se abrirán en la fase 3 de la desescalada. Foto: Anmol Seth | Unsplash.

Piscinas

Las piscinas, otro de los grandes focos de concentración de huéspedes -especialmente los resorts vacacionales- despiertan muchas dudas. En principio, no podrán abrirse hasta la fase 3 y para hacerlo se determinarán directrices y recomendaciones de acuerdo a los resultados del informe científico solicitado por el ICTE sobre el comportamiento del virus en el agua, tanto en piscinas exteriores como cubiertas.

Gimnasios abiertos

Encontramos abiertos los gimnasios de los hoteles, para los que se debe definir el aforo de modo que se asegure la distancia de seguridad -sí, también entre máquinas-. En caso de ofrecer clases grupales deberán garantizar un espacio de 2x2 m al margen del profesor, con posiciones marcadas en el suelo.

Por supuesto, evitar ejercicios que impliquen contacto y priorizar las actividades que puedan realizarse en espacios abiertos.

Entre cada sesión se limpiarán y desinfectarán las salas y se precintarán fuentes de uso común, excepto aquellas de fluido continuo o de activación automática.

Si practicamos deporte de forma individual habrá que limpiar y desinfectar cada máquina tras su uso y se retirarán elementos comunes como pesas, mancuernas y pelotas de fitness si no es posible la desinfección entre usos.

Animación y zonas infantiles

Las zonas reservadas a los más pequeños podrán estar abiertas, siempre que se aumente la frecuencia de limpieza y desinfección. También los responsables de los pequeños deberán poner de su parte para elevar la higiene personal.

En cuanto a la animación, las actividades deberán diseñarse de forma que se pueda controlar el aforo y respectar la distancia de seguridad entre las personas que, de nuevo, vuelve a ser la regla básica.

¿Se podrán celebrar bodas o congresos?

El protocolo establece requisitos para eventos, aunque delega en la autoridad competente el permiso de celebración. En cualquier caso, las normas serán las mismas: control de aforo y distanciamiento social en todos los momentos del evento (llegada, pausas, servicios de comida, etc.).

Si la distancia de seguridad no puede mantenerse, será indispensable el uso de mascarillas.