Hilton apuesta por el segmento del todo incluido en el Caribe

Hilton amplía su cartera con dos nuevos resorts en el Caribe.

Hilton apuesta por el segmento del todo incluido en el Caribe

Grandes hoteleras internacionales escenifican el interés por un mercado hasta ahora dominado por Meliá, Iberostar, Riu y Barceló

El segmento del todo incluido en el Caribe está lejos de tocar techo y atrae, cada vez más, a las grandes cadenas hoteleras internacionales. Así, a expansión de Hyatt a través de sus marcas Ziva and Zilara se suma ahora Hilton, que anunció una asociación con Playa Hotels & Resorts para la renovación e incorporación a su cartera de dos complejos en 2018 y otros ocho más hasta 2025.

Este segmento había estado dominado hasta el momento por cadenas hoteleras españolas de propiedad familiar, especialmente Meliá, Iberostar, Riu y Barceló.

Hilton la Romana, en República Dominicana, y Hilton Playa del Carmen, en México, son los dos primeros establecimientos que incorporará la cadena, que sumarán 1.269 habitaciones a su cartera

Segmento todo incluido

Hilton la Romana, en República Dominicana, y Hilton Playa del Carmen, en México, son los dos primeros establecimientos que incorporará la cadena, segunda mayor del mundo con un parque de 4.825 hoteles y 856.115 plazas. Entre los dos hoteles sumarán 1.269 habitaciones.

Dentro de este segmento, sin embargo, Hilton apenas opera una docena de establecimientos en el mundo, entre los que se cuentan el Hilton Puerto Vallarta, en México, y el Hilton Rose Hall en Jamaica, operado por Playa. En la región del Caribe y Latinoamérica, la cadena posee alrededor de 140 hoteles.

La asociación con la firma Playa evidencia el compromiso de Hilton de acelerar su crecimiento en el mercado del todo incluido

El vicepresidente de desarrollo para Latinoamérica de Hilton, Juan Corvinos, señaló que esta nueva asociación “demuestra el compromiso de Hilton de acelerar su crecimiento en el mercado del todo incluido” mientras que afirmó que Playa era el socio ideal para hacerlo.

Fortalezas complementarias

Respecto al acuerdo, apuntó que ambas empresas poseen “atributos complementarios” y destacó los servicios, estándares y propuestas de todo incluido de Playa así como la fortaleza en la distribución y ventas de Hilton, sustentada en un programa de fidelidad –Hilton Honors- que cuenta con 80 millones de miembros.

Para Playa, asociarse con otras marcas es su estrategia principal de crecimiento en el espacio de todo incluido. La compañía cuenta –en propiedad o en gestión- con 20 resorts en México, Jamaica y la República Dominicana que suman un total de 7.769 habitaciones.

Hilton y Hyatt no son los únicos que ambicionan crecer en el mercado del todo incluido; NH Hotels o Marriot también han apuntado hacia este segmento

Las grandes se fijan en el todo incluido

En la actualidad, Playa continúa operando resorts en asociación con Hyatt, en concreto cuatro propiedades Hyatt Ziva y dos resorts Hyatt Zilara. Pero Hilton y Hyatt no son los únicos que ambicionan crecer en el mercado del todo incluido.

Recientemente la cadena española NH Hotels anunció su asociación con Apple Leisure Partners, la compañía detrás de marcas todo incluido como Secrets y Dreams, para expandir esas firmas dentro de Europa y para lanzar una nueva marca de todo incluido bajo el nombre de Amigo Hotels & Resorts.

En junio, el vicepresidente ejecutivo de Marriott International y jefe de desarrollo global, Tony Capuano, señaló también el interés de Marriott por este segmento. "Creemos que obviamente es un negocio en rápido crecimiento, y para mí, porque tengo la suerte de tener una visión global, no es solo una plataforma que tiene sentido en el Caribe", dijo Capuano sobre los resorts con todo incluido.

Los resorts todo incluido en la región del Caribe obtuvieron ingresos de 3.800 millones de dólares (3.253,5 millones de euros) en 2017, frente a los 2.200 millones de dólares (1.883,6 millones de euros) en 2012

¿Por qué ahora?

Detrás del interés creciente de las marcas internacionales por el todo incluido hay varios factores, empezando por los ingresos por huésped, que son superiores al de un hotel tradicional, ya que las los clientes tienden a realizar todas las actividades dentro del establecimiento, incluida habitualmente la contratación de excursiones y otros servicios.

Según la consultora estadounidense STR, los resorts todo incluido en la región del Caribe obtuvieron ingresos de 3.800 millones de dólares (3.253,5 millones de euros) en 2017, frente a los 2.200 millones de dólares (1.883,6 millones de euros) en 2012.

Además, los establecimientos confían en competir con sus programas de fidelidad y no tanto con las tarifas, entendiendo que, en una zona con una amplia oferta de resorts todo incluido, será el servicio el elemento diferenciador para el cliente y no tanto el precio, al menos para alguno segmentos de viajeros.

Este tipo de alojamientos, además, gozan de popularidad en una audiencia muy global, especialmente entre los viajeros europeos.