La piscina de este hotel se ríe de la ley de la gravedad

El audaz diseño de la piscina del hotel The Joule logra que uno pueda nadar sobre el tránsito de Dallas.

La piscina de este hotel se ríe de la ley de la gravedad

La piscina que se asoma al vacío, en el hotel The Joule de Dallas, es uno de los atractivos de este hotel con un importante patrimonio artístico

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

22/10/2019 - 12:21h

Entre los diseñadores de piscinas crece la tendencia de crear el diseño más audaz. Y entre ellos, se encuentra la original idea que presenta el hotel The Joule, de Dallas, donde es posible nadar por encima del tránsito de esta ciudad de Texas.

El diseño es de Adam Tihany, quien propuso que la estructura sobresalga 2,4 metros de la fachada del edificio, a 10 pisos de altura, recubierta por un elegante arco de mármol.

El extremo de la piscina es transparente, por lo cual desde la avenida Main Street, a 30 metros por debajo, los peatones pueden divisar la figura de alguien nadando.

Meca del arte

Este es uno de los rasgos más interesantes de este hotel construido en estilo neo-gótico, ubicado en el corazón del distrito financiero de la ciudad, a pocos pasos del Dallas Arts District y de la lujosa tienda Neiman Marcus.

[Para leer más: Los hoteles que se transforman en galerías de arte]

Precisamente su cercanía con este centro cultural se potencia con la interesante colección de arte que despliega en sus salas, habitaciones y pasillos.

ojo joule
El ojo gigantesco es una de las obras de arte más impactantes de hotel The Joule. Foto: The Joule.

El impulsor fue el fundador de este hotel, Tim Headington, quien se propuso comprar obras de arte contemporáneo que merecieran estar en las salas de un museo.

Quizás una de las creaciones más inquietantes es el gigantesco ojo de nueve metros, creado por el artista Tony Tasset, que vigila desde el jardín como si fuera el ojo de Mordor.

Otros trabajos para destacar son Eye Flower, óleo de Richard Phillips de 1996; Big Electric Chair, una de las reproducciones originales de Andy Warhol (de 1971), el motor recubierto de cristales creado por Roger Hiorns y Outspan, una creación realizada en bronce por Tony Cragg en 2008 que recuerda a los huesos del tímpano.

Entre las obras de arte la más llamativa (e inquietante) es el ojo de nueve metros de altura, creado por Tony Tasset

Varias paredes están revestidas por mosaicos de la década de los ’50. Unos 70 de ellos fueron creados por la artista californiana Millar Sheets, que fueron rescatadas por el propietario de The Joule de una construcción que fue demolida.

joule fachada
El hotel fue construido en 1920 en estilo neo gótico. Foto: The Joule.

Para conocer de dónde vienen las tendencias

También se pueden explorar las tendencias culturales en la interesante biblioteca de libros y revista de arte y diseño, como los de la editorial Taschen, que se presentan tras atravesar el lobby.

[Para leer más: Bienvenido al 'rooftop' más alucinante del mundo]

El hotel cuenta con 160 habitaciones, pero las más exclusivas son las que se encuentran en los cuatro penthouses del edificio de 10 pisos, que tienen una superficie de 125 a los 232 metros cuadrados.

arte joule
Los salones abundan en obras de arte contemporáneo. Foto: The Joule.