Tras alojarte en estos hoteles querrás perder tu vuelo

Los hoteles cercanos a los aeropuertos seducen al viajero con lujo y exclusividad.

Tras alojarte en estos hoteles querrás perder tu vuelo

Los hoteles cercanos a los aeropuertos no son lo que eran antes: el lujo y las amenities más exclusivas desplazan a los establecimientos sin personalidad

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

08/11/2018 - 15:26h

Los hoteles cercanos a los aeropuertos eran el prototipo de un establecimiento con poca personalidad. Pueden ser cómodos, sí, pero carentes de atractivos. Para unos huéspedes que pasarán menos de 24 horas en el lugar, no era un reclamo importante. Pero la tendencia está cambiando hacia el lujo y la exclusividad.

Cada vez más hoteles de aeropuerto buscan diferenciarse de su competencia, y lo hacen con propuestas que no tienen nada que envidiar a sus pares de los centros urbanos y resorts.

Porque por más que el pasajero sólo quiera un lugar para ducharse, descansar y echar una siesta (o dormir para volar al otro día a primera hora), hay una demanda creciente por tener una experiencia más acorde a un hotel de cinco estrellas.

Westdrift Manhattan Beach golf
El Westdrift Manhattan Beach cuenta con un campo de golf de nueve hoyos.

Estos son algunos ejemplos:

Yoga, golf y piscinas

El Westdrift Manhattan Beach está a 10 minutos del aeropuerto Los Ángeles. En vez de agobiarse con el tráfico imposible de esta ciudad de la Costa Oeste, este hotel cuenta con un green de golf de nueve hoyos, piscina olímpica, un gimnasio especializado en las técnicas del crossfit y un restaurante con interesantes vistas.

El Four Seasons cercano al aeropuerto de Dallas ofrece clases de yoga para descontracturar el cuerpo tras un vuelo

Son servicios similares a los del Four Seasons Resort y el Club Dallas Las Colinas a pocos minutos del aeropuerto de esta ciudad texana. Allí ofrecen la posibilidad de nadar en sus tres piscinas, de despuntar la pasión del golf en dos circuitos, y si el cuerpo todavía sigue contracturado por un viaje largo, se pueden tomar clases de yoga.

Para amantes del lujo y la velocidad

En Londres, a 20 minutos de Heathrow, el Dorchester Collection Coworth Park se presenta en un elegante estilo georgiano, a un tiro de piedra del circuito de Ascot y del castillo de Windsor. Con sus pisos de madera, su spa, sus tres restaurantes y el campo de polo, es una inmersión en el lujo a la usanza británica.

porsche
Junto a Solis Two Porsche Drive, en Atlanta, se puede conducir uno de estos coches en un circuito.

Si luego de un viaje hay una latente pasión por la velocidad, en el Solis Two Porsche Drive (a cinco minutos del aeropuerto de Atlanta) se ofrece la posibilidad de subirse a uno de estos coches alemanes y sentir el vértigo de sus motores, aunque hasta los Fittipaldis de turno irán acompañados por un instructor. Entre otras amenities se ofrecen una piscina y un gimnasio abierto las 24 horas.

Relax al estilo indio

A pocos minutos del aeropuerto Indira Ghandi, en Nueva Delhi, el hotel Roseate House está rodeado de establecimientos cinco estrellas. Pero el innovador diseño del arquitecto Khun Lek Bunnag le da un rasgo que lo diferencia de sus colegas. El lugar está pensado para relajarse, y de paso meditar, un tema en el que los indios tiene miles de años de experiencia. Hay más de 32.000 metros cuadrados  de jardines con senderos y cascadas, una piscina de cien metros de largo, y tres restaurantes con menús internacionales y regionales.

roseate
El Roseate House, en Nueva Delhi, cuenta con instalaciones para relajarse tras un vuelo.

La lista puede ser más larga, en donde se incluye el Fairmont del aeropuerto de Vancouver, contiguo al edificio de llegadas de vuelos de EEUU, que tiene un recomendado spa y sirve un magnífico té por las tardes. O al Westin cercano a la terminal de Denver, que tiene una piscina en la terraza con espectaculares vistas.