Los hoteles emprenden una cruzada contra las botellas desechables

Tan solo en 2017, se consumieron más de 22 millones de botellas de plástico en las propiedades de Meliá a nivel global.

Los hoteles emprenden una cruzada contra las botellas desechables

A la eliminación de envases y pajitas de plástico se suma la tendencia a suprimir las botellas de agua de un solo uso

Mar Nuevo

Madrid

04/09/2018 - 18:48h

Cada minuto se vende en todo el mundo un millón de botellas de plástico. En los hoteles, los residuos generados por los envases de agua de un solo uso son el próximo enemigo a batir para grandes cadenas como Meliá, Iberostar, Hilton o Marriott, pero también para todo tipo de establecimientos que avanzan en concienciación ecológica y sostenibilidad.

Cuando el resort de cinco estrellas Alila Villas Uluwatu de Balil abrió sus puertas en 2009, almacenaba botellas de vidrio que reutilizaba con el agua suministrada por un proveedor. En 2014, el complejo completó un sistema de embotellamiento que le permite llenar los envases en el propio hotel. Actualmente rellenan alrededor de 8.000 cada mes.

El hotel, que no cobra por el agua, logró así reducir el coste de los envases pero también ahorrar en transporte y en emisiones de CO2 generadas, avanzando en su objetivo de “contribuir con cero desperdicios a los vertederos”.

Las botellas reutilizables atraen a un huésped cada vez más concienciado con el medio ambiente y, además, eliminan los esfuerzos que requiere el reciclaje o la eliminación de las alternativas de un solo uso

Cliente más concienciado

Las botellas reutilizables atraen a un huésped cada vez más concienciado con el medio ambiente y, además, eliminan los esfuerzos que requiere el reciclaje o la eliminación de las alternativas de un solo uso.

Para Xenia Hohenlohe, socia fundadora de la consultora en sostenibilidad para hoteles Considerate Hoteliers, que ayuda a los hoteles a medir y reducir su huella de carbono, la reducción de los envases un solo uso “se está convirtiendo en la nueva normalidad”.

A través de la implantación de sistema de filtración de agua en sus gimnasios y en los vestíbulos de sus hoteles, Centara Hotels & Resort, una cadena con sede en Tailandia, redujo en un 95% la cantidad de botellas de agua de un solo uso en sus establecimientos, según señaló su gerente de operaciones, medio ambiente y sostenibilidad, Sunyata Jedcharoenruk, en declaraciones a Hotels.

Los establecimientos de la cadena de lujo Langham en Londres y Nueva York redujeron el uso de 55.000 botellas de plástico anuales a través de la introducción de un sistema propio de embotellado de agua

Los establecimientos de la cadena de lujo Langham en Londres y Nueva York redujeron el uso de 55.000 botellas de plástico anuales a través de la introducción de un sistema de embotellado de agua que se emplea en las reuniones, si bien los clientes aún pueden solicitar agua embotellada convencional, según informó la directora de sostenibilidad, Carmen Ng.

La iniciativa, que se enmarca en sus planes de sostenibilidad a largo plazo, así como en la concienciación de empleados y clientes, se extenderá a otras áreas de sus hoteles y otras propiedades.

Apuesta por el agua del grifo

En las áreas donde el agua del gripo es segura para el consumo, la instalación de sistemas de filtración resulta bastante sencilla para los hoteles; solo requiere fuentes de agua corriente y electricidad.

Puesto que no resultaría práctico colocar un sistema de filtración en cada habitación, algunos hoteles ofrecen botellas reutilizables con una tarjeta que muestra la estación de filtración más cercana, señaló Hohenlohe.

Iberostar se comprometió a que en 2019 todas sus habitaciones tengan la denominación ‘Single use plastic free’, con lo que busca suprimir 1,5 millones de botellas de plástico de sus 36 hoteles en España

Grandes cadenas se suman al movimiento

También dan pasos hacia la eliminación de botellas de agua desechables las grandes cadenas, cuyo impacto en tanto que volumen de clientes y envases es gigantesco.

Es el caso de la española Iberostar Hotels & Resorts, que se comprometió a que en 2019 todas sus habitaciones tengan la denominación ‘Single use plastic free’, con lo que busca suprimir 1,5 millones de botellas de plástico de sus 36 hoteles en España. El objetivo pasa por extender esta política a sus más de 110 establecimientos en todo el mundo.

Iberostar ofrecerá a cambio materiales alternativos como el cristal, los cartones compostables o los materiales con base de vegetales renovables.

Tan solo en 2017 se consumieron más de 22 millones de botellas de plástico a nivel global en las propiedades de Meliá

También Meliá Hotels International apuesta por la eliminación total del plástico en sus hoteles, que prevé completar a finales de 2018 y con lo que reducirá más de 15 toneladas de emisiones de dióxido de carbono generadas por desecho de basura cada año, según sus cálculos.

Tan solo en 2017, se consumieron más de 22 millones de botellas de plástico en las propiedades de Meliá a nivel global e. La compañía reemplazará los plásticos de un solo uso con alternativas biodegradables o ecológicas.

Hilton, por su parte, dejará de ofrecer botellas de plástico en sus hoteles de Europa, Oriente Medio y África, de las que cada año se usaban alrededor de 20 millones. El agua emboltellada en botellas de un solo uso se retirará también de las salas de reuniones y los eventos organizados en sus establecimientos, con una estimación de reducir a la mitad el impacto generado por el grupo hotelero.

Hilton dejará de ofrecer botellas de plástico en sus hoteles de Europa, Oriente Medio y África, de las que cada año se usaban alrededor de 20 millones

Otras como Marriott e Intercontinental retirarán en primer lugar las botellas de champú y gel de los baños de sus hoteles, sin que por el momento hayan adquirido el compromiso de hacer lo propio con las botellas de agua.

Supresión total

Además del cambio de mentalidad y la adopción de soluciones que permitan la supresión total de las botellas de agua de plástico de un solo uso, es cierto que su practicidad en algunos casos es innegable, como es el momento del check out del hotel, cuando el cliente que abandona el establecimiento necesita llevarse el agua.

Preguntado si es realista esperar que desaparezcan todas las botellas de agua de un solo uso, Alexa Porter, fundadora de itmustbenow, una comunidad global que promueve la sostenibilidad en la industria turística, señaló que “por el bien de las personas y el planeta de hoy y de las generaciones futuras, debemos detener el uso del agua embotellada de plástico en un 100%”.

Lo que es evidente, señala Eric Ricaurte, fundador y CEO de la consultora en sostenibilidad Greenview, es que “todos los hoteles pueden hacer algo para reducir su agua embotellada”.