Los hoteles de lujo vuelven la vista al turismo familiar

Los hoteles de lujo ofrecen más programas para atraer al turismo familiar.

Los hoteles de lujo vuelven la vista al turismo familiar

Four Seasons, Marriott y otras cadenas refuerzan sus estrategias para atraer al turismo familiar

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

07/08/2018 - 18:04h

El turismo familiar en muchos hoteles de lujo no tenía la atención que se merecía. Las campañas de promoción y marketing se suelen centrar en un público joven, adulto, desdeñando a miles de clientes que son padres de familia, y que buscan opciones para compartir con su pareja e hijos.

Incluso los complejos que alardean de ser ‘adults only’ reforzaban esta tendencia. Pero muchas cadenas de alta gama vuelven su mirada al turismo familiar.

El motivo, además de un cambio de imagen, es no perder participación en un mercado sectorial que puede movilizar más de 500.000 millones de dólares, según calcula la organización Family Travel Association.

Programas para toda la familia

La estrategia de los hoteles más exclusivos es seducir a los núcleos familiares con diversos programas que incluyan a todos los miembros del grupo. La idea es evitar la conducta de algunos cruceros y resorts ‘todo incluido’, donde los niños son dejados en manos de monitores que organizan actividades mientras que los adultos se entretienen entre cócteles, tumbonas o rondas del gimnasio.

En el caso de Four Seasons, la cadena canadiense lanzó un nuevo Paquete de Escapada Familiar que integra las opciones de diversos hoteles. En EEUU, más concretamente en las ciudades de Nueva York, Boston y Washington, cada uno de los hoteles desarrolla un programa por separado pero que también tiene sentido si una familia tiene tiempo para visitar cada uno de los destinos, informa Skift.

Los hoteles de lujo cuentan con programas que buscan que tanto los padres como los niños participen juntos en las actividades

Alianza con comercios de proximidad

La táctica es que cada ciudad tenga un plan de actividades que se desarrolla asociado con los comercios del barrio donde se encuentra el hotel.

Por ejemplo, el hotel de Four Seasons en el Downtown de Manhattan aprovecha su proximidad a Tribeca, que además de una alta concentración de escuelas primarias, cuenta con una abundate y variada oferta de negocios para niños, desde tiendas de ropa como Babesta a jugueterías innovadoras como Build Your Own Robot (Construye tu propio robot).

Actividades donde participan adultos y niños

La cadena Marriott también cuenta con un programa llamado Family by JW, que organiza actividades para los niños de 5 a 12 años, basados en la estimulación de la creatividad, en la introducción a la cocina y en actividades físicas desde juegos a clases de danza.

Pero la idea es que los adultos participen en ellas, como las clases que da el Ballet Joffrey para que los niños y sus padres aprendan los movimientos más básicos de la danza clásica. O el ‘diario de viaje’ que redacta y diseña la familia en un juego didáctico organizado por el Museo Guggenheim.

Para bebés, niños y adolescentes

En Europa, la exclusiva cadena Rocco Forte Hotels cuenta con el programa Families R Forte, que presenta actividades para bebés de hasta tres años, niños de cuatro a 12, y adolescentes de 13 a 16.

Además de las amenities que conquistan a los más pequeños –en sus zapatillas, batas y toallas-, el hotel entrega un pasaporte para que los niños lo vayan completando con sus actividades, que van desde clases de cocina a paseos por la ciudad, juegos en las piscinas y hasta tratamientos en el spa.

Los 11 hoteles de esta cadena italo-británica, presente en Londres, Sicilia, Munich y Bruselas, entre otras ciudades, están asociados con marcas exclusivas para sus programas infantiles, como Hamley’s (la juguetería más antigua del mundo) y Steiff (inventora del famoso osito Teddy).