Los hoteles de Madrid exprimen su rendimiento (y en BCN sufren)

Los ingresos por habitación en Madrid creció más del 11% en el primer trimestre.

Los hoteles de Madrid exprimen su rendimiento (y en BCN sufren)

Mientras que los hoteles de Madrid aumentan sus ingresos más del 11%, los de Barcelona deben recortar sus tarifas

En el primer trimestre del año los hoteles de Madrid lograron un rendimiento que supera las marcas del año pasado. Los ingresos por habitación crecieron el 11,5%, y las tarifas subieron un 7,5%. Además de los resultados del rendimiento en el negocio, la ocupación en la capital subió el 3,5%, y no fue afectada por el aumento en los precios.

¿Por qué le va bien a Madrid? Según las consultoras Magma y STR, el sector MICE (convenciones y congresos) ha tenido una buena respuesta en los eventos organizados en el invierno, así como por “un crecimiento en el mix de turismo de ocio y corporativo”, precisaron.

Crecimiento a doble dígito

En el 2017 los ingresos de los hoteles madrileños subieron el 18%, y superaron a los de ciudades como Valencia, Málaga, Marbella y Sevilla, indicó Javier Bravo, de la consultora inmobiliaria Christie & Co.

Para lograrlo, dijo Bravo, la ciudad tuvo a favor el “gran desarrollo de la planta hotelera”, así como el fomento de actividades culturales y de ocio”.

Falta recorrido

Sin embargo los hoteleros de la ciudad creen que hay un camino por recorrer. Para Gabriel García Alonso, presidente de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM), la ciudad “está bastante por debajo de su techo”.

“Madrid está debajo de su techo”, dice el presidente de la patronal hotelera de la ciudad

Según este empresario, propietario de los hoteles Orfila y Príncipe Pío, para consoliar su crecimiento Madrid debería quitarse la etiqueta de capital administrativa “y abrirse al exterior”.

Retroceso en Barcelona

Por el contrario, el panorama en Barcelona no ha sido feliz. Según Magma y STR, en la capital catalana los hoteles tuvieron un –5,1% de ocupación en el primer trimestre, un arrastre de la crisis política que había dejado peores índices entre octubre y diciembre.

Cabe precisar que la inestabilidad política no fue el único factor: los buenos resultados de 2017 llevan a que en Barcelona se tengan que aplicar grandes esfuerzos para poder alcanzar aquellos índices.

Las tarifas se mantienen

Con la caída de la ocupación, precisan en esta consultora, el RevPar (ingresos por habitación disponible) descendió el 4,1%, hasta situarse en 81,49 euros.

Las tarifas pudieron evitar la línea roja de las pérdidas, debido al empuje que tuvo el Mobile World Congress en el sector hotelero a fines de febrero, y a que gran parte de las tarifas habían sido negociadas el año pasado.

Así, el ADR (tarifa media diaria) tuvo un leve aumento del 1,1%, y el precio promedio se ubica en los 125,60 euros, que sigue como el valor más alto del Estado español, seguido por las Islas Canarias (125,56 euros), Marbella (121,87 euros) y Madrid (101,42 euros). La media española se encuentra en 103,04 euros.

El precio todavía es alto

Los analistas del sector consideran que los altos precios de los hoteles de Barcelona frenan su recuperación tras la crisis de fin de año.

Según un análisis de la consultora Mirai, gran parte de las cancelaciones que lastran los resultados son de clientes que prefieren cambiar de hotel y buscar tarifas más económicas, por ello el impacto de los saldos negativos fue mayor entre los establecimientos de cuatro y cinco estrellas, precisan.