Estos destinos aprovechan la parálisis inversora en Barcelona

La falta de inversiones en Barcelona y Madrid catapulta a destinos urbanos y vacacionales.

Estos destinos aprovechan la parálisis inversora en Barcelona

La ausencia de operaciones de compraventa en Barcelona y en Madrid catapulta el interés inversor en destinos vacacionales y capitales de provincia

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

10/07/2018 - 18:33h

Durante el primer semestre del año no hubo operaciones de compra y venta de activos hoteleros de importancia en Barcelona y Madrid. Esta situación de parálisis en las inversiones es aprovechada por otros destinos, que seducen con precios más competitivos de los inmuebles o con más facilidades para abrir nuevos establecimientos.

Según la consultora Magma HC, en la presentación del estudio “Gestión de activos hoteleros”, durante el año pasado Madrid había superado a la capital catalana en las operaciones de compra: la primera había tenido un 9% del total de transacciones, y Barcelona el 7%. Mejor le había ido a Baleares (10%), mientras la Costa del Sol y Canarias tuvieron otro 7% cada una del volumen global.

Cambia el panorama

Pero este año el panorama está revirtiendo, con un claro sorpasso de los llamados destinos secundarios. Para Bruno Hallé, socio fundador de Magma, “el efecto moratoria de Barcelona tiene un impacto directo en la compra de activos”. Si las normativas municipales impiden abrir nuevos hoteles, sube el valor de los activos, detalla el otro socio fundador Albert Grau. Y esta situación desanima a los inversores, explicaron.

La ralentización de las visitas en la capital catalana puede afectar a los resultados turísticos, dijo Grau, pero las inversiones van por otro carril: “es que no hay activos para comprar”, precisó.

Desplome inversor

El análisis de Magma para este año coincide con la estadística presentada por la consultora inmobiliaria CBRE, que calcula que durante el primer semestre las transacciones hoteleras cayeron el 55% en España, con un desplome del 90% en Barcelona y Madrid.

Destinos como Valladolid, Granada y León presencian una mayor llegada de inversores que huyen de las trabas de Barcelona

Sin embargo, estos expertos en el mercado hotelero no creen que esta pérdida de inversiones repercuta en la marca Barcelona, y califican a la ciudad como “un destino híper posicionado”, dijo Grau, aunque lamentan que hay grandes marcas que podrían elevar el listón de la capital catalana, como Hyatt o Four Seasons, que se retiraron por las trabas de la moratoria de Ada Colau.

El crecimiento de los destinos secundarios

Aunque esa consultora no cuenta con cifras de operaciones en este año, sus directivos revelaron que los inversores prefieren hacer negocio en destinos urbanos como Valladolid, León o Granada, “donde la principal demanda es el cliente nacional”, dijo.

La situación también favorece a destinos secundarios de sol y playa como la Costa Dorada o Almuñécar, donde surgen muchas operaciones de compra y venta de suelo; o de hoteles en estado poco presentable a los que se les inyecta una cuantiosa inversión para revalorizarlo, y en muchos casos, revenderlo a un precio superior al cabo de tres a cinco años.

Las tendencias para 2018

Para este año, Magma prevé que las operaciones de alquiler serán el principal modelo de negocio en España, sobre todo los contratos de renta variable. Los contratos de gestión y franquicia, que todavía tienen una importancia minoritaria, seguirán creciendo porque son más atractivos para los inversores de perfil anglosajón.

Las fusiones, como las de Sercotel con Choice Hotels International, seguirán avanzando. “Es una tendencia global”, dijo Hallé, y además de los vaivenes del futuro de NH, con una casi segura opa de Minor, también se espera que se concrete la absorción de Hispania por parte del fondo Blackstone.