Hoteles son negocios: cómo es dormir en una antigua bolsa de valores

Los edificios que albergaban bolsas de valores mantienen su imagen de sobriedad. Foto: Stock Exchange Hotel

Hoteles son negocios: cómo es dormir en una antigua bolsa de valores

La elegancia y solidez de muchos edificios creados para alojar bolsas de valores se reconvierten en exclusivos hoteles

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

11/12/2019 - 19:03h

Las bolsas de valores tienen que demostrar solidez. Por esos sus edificios replican diseños de columnas, revestimientos de mármol y detalles de una discreta elegancia. Pero han quedado desfasados por las tecnologías, y sus señoriales instalaciones se están transformando en elegantes hoteles.

Eso es lo que sucede en los edificios que alojaban las bolsas de Manchester, Nueva York, Bergen y Vancouver, donde otra clase de inversiones, de empresarios hoteleros, le están dando una nueva vida a sus instalaciones, informa Bloomberg.

Stock Exchange Hotel, Manchester

Dos exfutbolistas del Manchester United y un empresario de Malta quieren hacer un hotel en la bolsa de valores de la ciudad.

No es el inicio de un chiste malo, sino que así fue la génesis de la unión entre Gary Neville y Ryan Giggs con Winston Zahra, quienes invirtieron más de 20 millones de euros en rehabilitar el edificio de estilo eduardiano.

[Para leer más: NH sorprende a Ámsterdam con un hotel de bloques triangulares]

Stock Exchange Hotel, Manchester

El restaurante Bull & Bear del Stock Exchange Hotel, en Manchester.

Los trabajos duraron cinco años, y hoy sus 40 habitaciones presumen de elegancia gracias al diseño del estudio Autoban, como los escritorios de mármol italiano, los cabezales revestidos en cuero, los sofás confeccionados a mano y baños que parecen congelados de los años de la Reina Victoria.

Dos detalles a tener en cuenta: el restaurante Bull & Bear se encuentra bajo el domo en el que se realizaban transacciones y en el ático una bóveda sirve como armario.

Exchange Hotel, Vancouver

El edificio neo-gótico de la bolsa de valores de Vancouver (VSE) recibió una inversión de 216 millones de euros para cambiarle la cara y también la mala fama de este centro financiero, centrado en la cotización de acciones de exploración minera, petrolera y de gas de pequeña capitalización.

La entrada señorial del Exchange Hotel de Vancouver.

La entrada señorial del Exchange Hotel de Vancouver.

Tras tres años de obras, el huésped se puede encontrar con un vestíbulo encontrará con los suelos de mármol originales, con sus diseños originales, y los techos con frescos pintados a mano.

Al edificio de la bolsa de valores de Vancouver le añadieron 20 pisos de acero y vidrio para albergar más de 200 habitaciones

La antigua sala de transacciones ahora es el Open Outcry, un bar de cócteles que mantiene una mezcla de informalidad y toques clásicos.

Al edificio le añadieron 20 pisos donde se encuentran las 202 habitaciones, con una fachada de vidrio y persianas de aluminio que crean un interesante juego de luces y sombras. En las suites los pisos son de madera y el pasado se recuerda con esculturas de bronce de toros y osos.

Hotel Bergen Børs, Bergen

Abierto hace dos años, este es el hotel más chic de Bergen, la segunda ciudad de Noruega. Se trata de un edificio de estilo neo renacentista construido en 1862, donde las 127 habitaciones ocupan los pisos superiores.

[Para leer más: La cara más moderna de la clásica Bergen]

El interiorismo homenajea al estilo escandinavo, con sus muebles de estética minimalista y su gama de colores pastel.

El edificio del Bergen Bors Hotel data de 1862.

El edificio del Hotel Bergen Børs data de 1862. 

Los propietarios, la familia De Bergenske, le dieron un toque moderno a las instalaciones donde hace un siglo atrás se intercambiaban valores de compañías de pesca, mineras y petroleras.

123 Greenwich Street, Nueva York

El edificio del American Stock Exchange, que alguna vez fue competidora de la Bolsa de Valores de Nueva York, se transformará en un complejo de oficinas, comercios y con un elegante hotel boutique de 174 habitaciones

La gigantesca sala donde se gestionaban las transacciones del American Stock Exchange se usará para eventos y conciertos musicales

El grupo GHC Development invertirá casi 60 millones de euros en el inmueble, con la intención es mantener todo lo posible el diseño original, como la fachada de piedra caliza o la sala donde se realizaban las transacciones, que tiene una altura de 18 metros; que será usada como centro de conciertos y eventos.

El antiguo edificio del American Stock Exchange será un complejo comercial, de oficinas y con un hotel.

El antiguo edificio del American Stock Exchange será un complejo comercial, de oficinas y con un hotel.