Housers insiste en un crowdfunding hotelero con pocas garantías

Publicidad de Housers para captar inversores en la rehabilitación de un hostel en Valencia.

Housers insiste en un crowdfunding hotelero con pocas garantías

La plataforma, líder en el crowfunding inmobiliario, busca captar casi dos millones de euros en un nuevo proyecto hostelero

Cerodosbé .

BARCELONA

11/10/2017 - 04:55h

Housers ha lanzado una nueva convocatoria para buscar inversores, desde pequeños a grandes, para financiar la construcción de un hostel boutique en Valencia. Esta ronda, por medio del sistema de crowfunding, aspira a captar 1,87 millones para rehabilitar un edificio del siglo XIX ubicado en el centro de la ciudad, y crear un establecimiento que será gestionado por la cadena BCool Hotels.

Con el dinero captado se concederá un préstamo a un promotor para convertir el edificio, ubicado cerca del Mercado Central de Valencia, en un hostel con 126 camas, veinte habitaciones, una zona de recepción, una sala y un espacio para cafetería.

La plataforma Housers promete una rentabilidad del 6,03% a los inversores, que pueden participar del negocio desde 50 euros. Según comunicó la empresa, su intención es potenciar este sistema de captación de fondos para regenerar centros urbanos, sobre todo de grandes ciudades como Barcelona, Madrid, Palma de Mallorca o incluso Milán.

Exponente del ladrillo 2.0

Housers es un fiel exponente del denominado ‘ladrillo 2.0’, que busca fondos anónimos a través de Internet para financiar sus proyectos. Actualmente cuenta con 60.000 usuarios inscritos y ha logrado 30 millones de euros para diversos proyectos.

Según ha informado Economía Digital, la plataforma seduce a sus adherentes con publicidades que destacan su atractiva rentabilidad, y la compara con las exiguas rentas que se pueden obtener con los planes de pensiones y las cuentas de ahorro.

La compañía ha explicado que sólo se rige por la ley de plataformas de financiación participativa (PFP) y que no está sujeta a las normativas de la publicidad bancaria, donde este tipo de marketing comparativo sería impensable.