La inversión hotelera tropieza en España

Benidorm, en Alicante, es una de las zonas con mejores rendimientos del panorama hotelero.

La inversión hotelera tropieza en España

La inversión hotelera cae el 15% en el primer trimestre del año debido a la menor oferta

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

11/06/2018 - 18:48h

La inversión hotelera en España esta configurando un país de dos velocidades: en España este rubro cayó el 15% en el primer trimestre del año, pero en destinos alternativos a Madrid, Barcelona y las Baleares las operaciones de compraventa subieron de 200 millones a 230 millones de euros.

En toda España las inversiones totalizaron 730 millones de euros, cuando en el primer trimestre del año habían llegado a 860 millones de euros, precisa un estudio de CBRE.

Entre las causas de este descenso se encuentra el incremento de precios en los activos hoteleros españoles y “la escasez de oferta para la compra de activos”, indicaron en esta consultoría inmobiliaria.

Crecimiento en el Levante español

Pero hay zonas como Valencia y Alicante donde hay un aumento de las transacciones que se diferencian del resto de España.

“Los inversores buscan expectativas de crecimiento en los retornos de sus inversiones y se están posicionando en riesgo vacacional español buscando algo más de potencial que en las zonas que veíamos hace dos o tres años”, dijo Miguel Casas, director sénior de Inversiones de CBRE.

Valencia y Alicante con las provincias que más crece en las operaciones de compraventa en España

Para este directivo, esta tendencia se revela “por el hecho de que muchos de estos inversores buscan hoteles con contratos de management o gestión, en los que no suele haber un techo en la rentabilidad”.

Impulso en la costa andaluza

Mientras que Barcelona y Madrid sufren las consecuencias de las moratorias hoteleras y de otros tipos de alojamiento, en sitios como Cádiz, Huelva y Almería crezca la oferta hotelera gracias a los costes más baratos que los principales focos turísticos y el incremento de operaciones de vuelos de bajo coste.

“Se espera que muchos de estos destinos secundarios continúen la senda alcista este año debido también a la fortaleza del cliente nacional”, calculan en CBRE.

Más rentabilidad en destinos secundarios

En Cádiz, por ejemplo, la ocupación hotelera aumentó el 3,9% el año pasado, “por encima de la media española y de otros destinos como Costa del Sol, Canarias o Baleares. Además, estas zonas alternativas están generando un aumento más acentuado en la rentabilidad de los hoteles”, señalaron.

Por su parte, Canarias, Baleares y la Costa del Sol dejaron de crecer en ocupación en el año 2017, trasvasando su crecimiento a la tarifa media, “en parte por las altas ocupaciones y también por las remodelaciones que se están llevando a cabo en sus plantas hoteleras” explicó Jorge Ruiz, director nacional de CBRE.

Aportación del sector MICE

Muchos destinos apuestan por la desestacionalización para mantener un crecimiento sostenido, lo que lleva a que los hoteles estén abriendo más días al año ,y que segmentos tradicionalmente más ligados a destinos urbanos, especialmente el MICE, encuentren en la oferta de resorts un destino atractivo para los clientes de empresa.

Pese a la caída en las inversiones, los hoteles mantendrán al alza su rendimiento, con un verano que batirá récords en el RevPar (ingreso medio por habitación disponible), calculan en la agencia.

Esto se lograría gracias a un ligero descenso del número de pernoctaciones, y a que la subida del precio medio compensará la menor rentabilidad de los hoteles.

Portugal se dispara

La cercanía a destinos secundarios que están creciendo dispara al sector en Portugal. Según la consultora, la inversión hotelera en ese país se incrementó un 79% en 2017 frente a la cifra de 2016.