Invertir más o perder el tren: el reto de los hoteles europeos

Pese al Brexit, varios proyectos hoteleros quieren abrir en Londres, como el Mandarin en el exclusivo sector de Bond Street.

Invertir más o perder el tren: el reto de los hoteles europeos

La inversión hotelera en la Unión Europea ha crecido y hay espacio para seguir en expansión, pero debe resolver varios frentes para no perder competitividad

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

22/01/2018 - 18:19h

La economía está en un periodo de recuperación y la industria hotelera en Europa aún tiene mucho por crecer. Varios países han presentado incrementos en las inversiones en el sector, y las empresas afrontan un periodo de mayor confianza para este 2018, según describe un informe realizado por la consultora hotelera Christie & Co.

En el informe llamado Business Outlook 2018, la consultora repasa los principales indicadores en el mercado hotelero y las cifras de inversión más importantes en España y varios países de Europa.

Los logros de España

Las inversiones registradas en 2017 para España han aumentado, sobre todo la llevada a cabo por fondos de inversión (51,2% del total). Para 2017 el sector hotelero logró movilizar 3.907 millones de euros, es decir, un 78,9% más que en 2016.

La inversión extranjera en hoteles de España supuso un 56% del total, encabezada por EE.UU, Reino Unido y Francia.

Sin embargo los hoteleros en España deben afianzar su posición frente a una competencia cada vez más fuerte de países como Egipto, Turquía y Grecia; que seducen a los turistas europeos gracias a sus precios bajos, sobre todo en en destinos de sol y playa.

Recreación del futuro centro Canalejas, que acogerá un hotel cinco estrellas de la cadena Four Seasons.
Recreación del futuro centro Canalejas en Madrid, que acogerá un hotel de Four Seasons.

El Reino Unido recupera posiciones

Pese a la incertidumbre que ha generado el brexit”, el Reino Unido ha tenido un aumento considerable de capital extranjero en su mercado, y del turismo en general.

Los inversores asiáticos ven una gran oportunidad de inversión gracias a la caída en el precio de la libra, y los hoteles se preparan para tener una mejor temporada gracias a que cientos de británicos prefieren pasar sus vacaciones en su país ante el encarecimiento de los precios en España y otros destinos.

Portugal, con más potencial

Aunque en Portugal solo se registraron siete operaciones el año pasado, su potencial en inversión hotelera ha crecido en el 2017, con una gran cantidad de inversores interesados en el mercado que ofrece Oporto, Lisboa y el Algarve.

El país luso ha tenido una notable recuperación en el mercado, que, en el caso de la capital para septiembre de 2017, registraba incrementos en su indicador de rendimiento financiero hotelero (RevPAR) de hasta un 14% con respecto al mismo mes en 2016.

Europa Central y del Este también crecen

Cifras record en cuanto acogida de visitantes registran estas dos regiones del continente. Un crecimiento constante en cuanto a pernoctaciones ha causado un aumento en los indicadores de rentabilidad hotelera en Alemania, donde al igual que España existe una mayor demanda que oferta, sobre todo en el interés de los inversores. En el caso germano los que muestran mayor interés son los empresarios asiáticos, principalmente los capitales procedentes de Singapur.

exe danube budapest
Entrada del Exe Danube Hotel recientemente inagurado, propiedad del grupo español Hotusa. 

El mercado hotelero en Austria se mantiene estable, con Viena como principal destino. Un incremento de dos dígitos en el RevPAR han registrado países como Hungría y República Checa. Praga se consolida como el mercado más fuerte en la zona, mientras Budapest podría convertirse en el destino de Europa con más potencial de crecimiento de hoteles urbanos en el año.

El mercado nórdico

Los países escandinavos han registrado un incremento de su RevPAR y de visitas de turistas extranjeros, principalmente del continente asiático. Un aumento del que se benefician los proyectos para desarrollos hoteleros. El mayor reto que debe afrontar el turismo del norte de Europa es la predominancia en alquileres turísticos de bajo precio, que ha frenado la entrada de grandes marcas hoteleras internacionales.