La inversión hotelera marca récord (pero huye de Barcelona)

La venta del madrileño Villa Magna por 210 millones fue una de las operaciones individuales más destacadas del año.

La inversión hotelera marca récord (pero huye de Barcelona)

La inversión hotelera creció un 23% en 2018 hasta alcanzar 4.810 millones. Liderada por Baleares y Canarias, se hundió un 50% en Barcelona

La inversión hotelera en España llegó a 4.810 millones de euros en 2018, un 23% más que un año antes y el mejor registro de la historia. Los archipiélagos y Barcelona suponen la cara y la cruz de esta inversión, con importantes repuntes para Canarias y Baleares, que concentraron el 46% del total, y un descenso del 45% en la capital catalana.

Según un estudio del mercado elaborado por la consultora Colliers, la inversión por habitación se elevó a los 127.000 euros en 2018 frente a los 119.000 del ejercicio anterior (+6,7%).

Las perspectivas para 2019 sitúan Baleares, Canarias y Madrid como principales destinos para los inversores

La “elevada presión inversora” está entre las causas de este incremento, según explicó el director de estrategia de la consultora, Miguel Vázquez.

Perspectivas para 2019

Las perspectivas para este año sitúan Baleares, Canarias y Madrid como principales destinos para los inversores, que además centrarán en el segmento vacacional las mayores inversiones internacionales.

En este sentido, el informe prevé una “corrección” del mercado a nivel operativo, un entorno “más normalizado” y un “importante” tirón de las operaciones de reposicionamiento.

Los hoteles cambian de manos

En 2018, la transacción entre hoteles existentes supuso un volumen de inversión de 4.590 millones, con 273 establecimientos frente a los 182 de 2017, una cifra un 33,9% superior.

Las operaciones más destacadas fueron las del fondo Blackstone sobre 49 hoteles de Hispania, la de la socimi de Bankinter sobre 21 hoteles de Atom Hoteles; y la de Minor sobre 21 establecimientos del Grupo NH 

En cuanto a la reconversión de inmuebles para uso hotelero, se produjo un descenso en la inversión del 60,1% con respecto a 2017, con 17 operaciones frente a las 20 registradas en 2017.

Con respecto a la inversión en suelo para el desarrollo de nuevos establecimientos, 2018 arrojó la cifra de 68 millones y nueve operaciones cerradas frente a las 12 de 2017, un 30,1% menos.

Los fondos multiplican su actividad

Las operaciones más relevantes que Colliers destaca en su estudio apuntan a la ejecutada el año pasado por el fondo Blackstone sobre 49 hoteles de Hispania (12.649 habitaciones), la de la socimi de Bankinter sobre 21 hoteles de Atom Hoteles (5.152 habitaciones); y la de Minor sobre 21 establecimientos del Grupo NH (1.685 habitaciones).

El grueso de la inversión, hasta un 70%, fue internacional, con una actividad destacada por parte de los fondos de inversión, que además concentraron los movimientos en el segmento vacacional, que absorbió hasta dos tercios del total invertido.

Baleares y Canarias en el punto de mira

Respecto a los destinos preferidos, se registró un repunte significativo en Baleares y Canarias, que concentraron el 46% del total. En el extremo opuesto, se constató un marcado descenso inversionista en Barcelona y Málaga, con caídas en cada ciudad del 50% en comparación con 2017.

El estudio fundamenta la caída de la inversión hotelera en Barcelona (232 millones en 2018 frente a 422 millones del año anterior) por la situación política en Cataluña.