Los hoteles premium viran hacia un modelo eco-friendly

Hotel Anam, en Vietnam, es un referente en el compromiso eco friendly.

Los hoteles premium viran hacia un modelo eco-friendly

La sostenibilidad ambiental y la integración del turista dentro del entorno local toman relevancia en la experiencia del huésped

El modelo de turismo global está cambiando. Hoy en día el turista está concienciado con el medio ambiente, con la cultura local que visita y, por supuesto, los hoteles no son ajenos a esta realidad. Así, el turismo sostenible no abarca sólo el medio ambiente, sion que implica eficiencia energética, respeto por las costumbres y tradiciones, así como integración en el entono local para vivir la autenticidad del destino.

El objetivo es crear experiencias únicas al huésped en las que se trasmita la cultural local

Al fin y al cabo, la tendencia de los hoteles de alta gama es distanciar los conceptos lujo y derroche. Es compatible conseguir una experiencia única para el huésped mientras se reducen, no sólo costes, sino impacto ambiental sin disminuir la calidad del servicio. Los huéspedes lo saben y están dispuestos a pagar por ello.

La moda de los hoteles sostenibles en el mundo

De esta manera, los hoteles ya se han puesto manos a la obra y llevan varios años trabajando en esta línea. El objetivo de esta tendencia es no sólo promover la convivencia entre turistas y autóctonos, sino crear experiencias únicas y trasmitir la cultura local a sus huéspedes.

Los hoteles tienen claro que la participación del huésped en la sostenibilidad de su experiencia es clave para el éxito. Por eso, por ejemplo, el Mármara Taksim, en Turquía, cuenta con sistemas de control energético para áreas y habitaciones que no están siendo utilizadas.

Otros, como el Carlton City Hotel, en Singapur, invitan a sus huéspedes a reducir su huella ecológica y ser parte de sus prácticas medioambientales.

Nada mejor que el uso de material respetuoso con el medio ambiente para rodear al huésped de naturaleza

Materiales y diseño respetuosos

Integrar exteriores e interiores a través del diseño de espacios y el uso de materiales locales es la respuesta de la arquitectura de interiores hotelera a la sostenibilidad. 

Un ejemplo es el Hotel Anam en Nha Trang (Vietnam), cuyo interior está construido principalmente con madera de bosques cultivados de forma sostenible, lo que permite fusionar las instalaciones del hotel con el entorno natural que lo rodea.

Esta filosofía también ha inspirado el diseño del Dorsett Shanghai, en Shanghai (China), un hotel ecológico certificado situado justo enfrente del Century Park, el parque más grande de Shanghai. Más del 60% de las habitaciones tienen vistas al parque y, en los espacios interiores, las plantas y la vegetación local tienen un gran protagonismo, llevando la naturaleza dentro del hotel

La clave pasa por utilizar para el diseño y funcionamiento del hotel materiales respetuosos con el medio ambientes. De hecho, nada mejor que emplear materiales sostenibles para construir vistas panorámicas, jardines verticales o cascadas interiores que permitan al huésped sentirse en medio de la naturaleza.

Hotel Anam, en Vietnam.
El Hotel Anam en Vietnam está construido con madera de bosques cultivados de forma sostenible.

Potenciar la gastronomía local

Asimismo, uno de los puntos clave para desarrollar hoteles eco sostenibles es acercar la experiencia gastronómica al cliente: local y de proximidad.

De hecho, muchos hoteles de lujo disponen de huertos o jardines urbanos dedicados a verduras y frutas, que luego emplean en la cocina del hotel. A su vez, para potenciar el comercio de proximidad, algunos hoteles han llegado a acuerdo con granjas o con explotaciones agrícolas que les facilitan materias primas locales, orgánicas, ecológicas y de primera calidad.

Este tipo de prácticas se estandarizan a través de entidades como Green Chefs, a la que pertenece el jefe de cocina del Hotel Atrium Mainz (Alemania). Esta organización se dedica a promover el uso respetuoso de los alimentos, el buen manejo de los residuos, las compras locales y productos de proximidad.

Los hoteles eco sostenibles también defienden la conciencia ambiental, el bajo consumo de energía, reducción en emisiones de CO2 y las condiciones laborales justas.

El papel de la tecnología en el nuevo modelo

La tecnología no sólo se ha convertido en otro punto a favor para la experiencia del huésped, sino que es una gran aliada para la gestión energética de los establecimientos.

Por ejemplo, en el Leopold Hotel Antwerp, en Amberes, el hotel trabaja con la tecnología Nanogrid, un sistema que permite mapear el consumo de energía de las distintas partes del hotel, con el fin de optimizar los recursos.

El Hotel Caravelle Saigon en Ho Chi Minh (Vietnam) también es una referencia en el uso de la tecnología para ahorrar costes. De hecho, es el primer y único hotel en el país en reciclar más de cuarenta mil metros cúbicos de aguas residuales para utilizarlas como torres de refrigeración.