El grupo de Louis Vuitton juega con los trenes de lujo

LVMH es el nuevo dueño de ferrocarriles de lujo como el Venice Simplon Orient Express.

El grupo de Louis Vuitton juega con los trenes de lujo

El conglomerado LVMH compra el grupo Belmond, propietario de ferrocarriles de lujo y numerosos hoteles de alta gama, por 2.300 millones de euros

LVMH (Louis Vuitton Moët Hennessy), el conglomerado francés propietario de más de 70 marcas de lujo, compra el grupo Belmond y se expande a los viajes de trenes y cruceros fluviales más exclusivos. Además incorpora un catálogo de más de 30 hoteles, resorts y lodges de alta gama.

La operación se acordó en 2.300 millones de euros, y es una arriesgada apuesta de LVMH por expandirse al sector de los servicios mientras pugna por recuperar las ventas de sus clientes de China.

El principal operador de trenes de lujo

Belmond es propietario de algunos de los principales trenes de lujo del mundo. El más reconocido es el Venice Simplon-Orient Express (no confundir con el mítico Expreso de Oriente, de Accor y SNCF). Este ferrocarril realiza elegantes viajes desde Venecia a Londres, Estambul, Budapest, Praga, Viena, Londres y Estocolmo.

LVMH se queda con la compañía que opera varios de los ferrocarriles más exclusivos del mundo

También es dueño de ferrocarriles de lujo como el Royal Scotman (Escocia), el Gran Hibernian (Irlanda), el Eastern & Oriental Express (Tailandia, Malasia y Singapur) y la mitad de la sociedad del Andean Explorer (Perú). En ese país opera el Hiram Bingham y en Gran Bretaña cuenta con el British Pullman.

Uno de los coches del lujoso Belmond Andean Explorer
Uno de los coches del lujoso Belmond Andean Explorer.

Expansión en la hostelería

LVMH entró en el mundo de la hostelería en 2010 cuando creó la marcha Cheval Blanc y abrió resorts como el de Courchevel (Francia), San Bartolomé (Caribe), Maldivas y en breve París. Bulgari, que pertenece a su grupo, tiene seis hoteles y proyecta abrir tres más en cuatro años.

Belmond es propietario de 30 hoteles de lujo, desde la Costa Amalfitana hasta Río de Janeiro y Botsuana

Pero la absorción de Belmond le representa un paso de gigante en este mercado. Esta sociedad cuenta con un catálogo de 30 establecimientos, entre ellos el Caruso de la Costa Amalfitana, el Grand Hotel Europe de San Petersburgo, La Residencia de Mallorca, el Copacabana Palace de Río de Janeiro y varios lodges de safari en Botsuana.

Belmond también es propietario del exclusivo restaurante 21 Club de Nueva York y tiene presencia en los cruceros fluviales, con dos compañías que prestan servicios por los ríos de Francia y Myanmar.

No perder la oportunidad

Según Goldman & Sachs, el sector del lujo crecerá un 10% este año, pero se desacelerará a un 5% de expansión para el 2019.

Aunque el tren del lujo tenga menos velocidad, LVMH quiere ser el principal jugador. Por lo pronto, en la compra de Belmond le ganó la partida a los fondos KSL Capital Parners LLC, Blackstone Group, KKR & Co y Ashkenazy Acquisition, informa Bloomberg.