Luces, cámara y acción: así es el cine más elegante dentro de un hotel

Recién inaugurada, la sala es una de las más elegantes incluida en un hotel. Foto: The Scotsman Hotel.

Luces, cámara y acción: así es el cine más elegante dentro de un hotel

The Scotsman Hotel, de Edimburgo, inaugura una sala exclusiva para sus huéspedes que revive la edad dorada del cine

Mar Nuevo

Madrid

13/08/2019 - 11:08h

Hace más de 20 años que la antigua sede del periódico The Scotsman, en Edimburgo, ya no vibra con el ajetreo de los periodistas ni se oye el ruido incesante de las máquinas de escribir. Transformado en hotel, el edificio vuelve sin embargo la vista a su época de máximo apogeo para inaugurar un suntuoso cine de estilo retro que promete una experiencia exclusiva en el séptimo arte.

Inaugurado el pasado 9 de agosto, el Scotsman Picturehouse añade un nuevo atractivo a la capital de Escocia que, en verano, celebra además su famoso festival de artes, el Edinburgh Festival, que transforma por entero la ciudad con más de 3.000 espectáculos de música, teatro, danza y comedia, y que llena las calles de colores y frenesí.

La sala cuenta con 48 suntuosas butacas de cuero y terciopelo, molduras eduardianas, paneles de maderaa y exquisitas lámparas

[Para leer más: Planes alternativos para descubrir otro Edimburgo]

The Scotsman Picturehouse

La nueva sala de cine, con 48 butacones de cuero y terciopelo rojo realizados a medida, es también una oda al séptimo arte y a su edad dorada.

La sala es una vuelta de tuerca a los cines actuales. Foto: The Scotsman Hotel.
La sala es una vuelta de tuerca a los cines actuales. Foto: The Scotsman Hotel.

Cornisas eduardianas, paneles de madera, exquisitas lámparas y ricos tejidos completan el espacio. Solo los carpinteros y yeseros tardaron más de 16 semanas en crear los acabados decorativos.

En su nueva vida como sala de proyecciones exhibirá grandes obras maestras y películas de culto modernas, pero también últimos lanzamientos y otro tipo de contenido cultural, como ballets y óperas.

Experiencias como el Secret Cinema en Londres y el Tivoli Cinema en Bath crecen en popularidad en lo que supone una vuelta de tuerca a las tradicionales salas de cine, que ahora se enfrentan a nuevos competidores como Netflix

Los amantes del cine, además, podrán combinar la película con el brunch o el té de la tarde, o bien disfrutar de ‘menús’ que maridan filmes con propuestas del Scotsman’s Grand Café, en el mismo edificio para una noche perfecta de cine y cena.

Una experiencia inmersiva

La nueva sala de proyecciones forma parte de una multimillonaria reforma del hotel, propiedad del grupo hostelero escocés G1, con sede en Glasgow y más de 50 establecimientos en toda Escocia.

Scotsman Picturehourse. Foto: The Scotsman Hotel.
Las películas pueden 'maridarse' con el bruch, el té o la cena. Foto: The Scotsman Hotel.

Según sus responsables, “el Scotsman Picturehourse atraerá a las personas que desean algo más de una experiencia cinematográfica”.  

la sala exhibirá grandes obras maestras del cine y películas de culto modernas, pero también últimos lanzamientos y otro tipo de contenido cultural, como ballets y óperas

Experiencias como el Secret Cinema en Londres y el Tivoli Cinema en Bath crecen en popularidad en lo que supone una vuelta de tuerca a las tradicionales salas de cine, que ahora se enfrentan a nuevos competidores como Netflix.

[Para leer más: Cinco nuevos hoteles que cambian la cara al verano]

Esta nueva tendencia busca atraer tanto a los nostálgicos de los viejos cines como a esos jóvenes que desean un plus en su experiencia y que están dispuestos a pagar un poco más por ella.

The Scotsman Picturehouse.
Además de películas de estreno se proyectarán grandes clásicos y obras de culto. Foto: The Scotsman Hotel.

Así, además de su cartel (esta semana con Yesterday, The current War o Pavarotti), la sala se ofrece para proyecciones personalizadas para eventos y abren así la posibilidad de “hacer algo completamente nuevo y emocionante”.

Por supuesto, y pese a su ambiente elegante e inspirado en el esplendor del cine, la sala no está reñida con la última tecnología, con enchufes y puertos USB en cada asiento y lo último en proyección en la gran pantalla.

The Scotsman. Foto Wikimedia.
The Scotsman. Foto Wikimedia.