Un magnate mexicano rompe el mercado por el Villa Magna

La venta del Villa Magna por 210 millones marca un récord en las transacciones hoteleras.

Un magnate mexicano rompe el mercado por el Villa Magna

Allen Sanginés-Krause paga 210 millones por el exclusivo hotel de Madrid, tradicional punto de encuentro de famosos y celebridades

El hotel Villa Magna de Madrid, uno de los más lujosos de la capital, tiene nuevo dueño. Se trata del magnate mexicano Allen Sanginés-Krause, que pagó 210 millones de euros por el inmueble del Paseo de la Castellana, un precio récord en el mercado por un establecimiento de cinco estrellas.

La operación fue encabezada por la socimi RLH Properties, especializada en resorts del Caribe, en donde Sanginés-Krause es su presidente y principal accionista, informa El Confidencial.

Precio récord por un cinco estrellas

El precio de 210 millones es el más alto que se haya pagado por un hotel de máxima categoría, si se tiene en cuenta el ratio de 1,4 millones por habitación, y con las 150 plazas que tiene el Villa Magna.

A modo de comparación, otras de las grandes operaciones en la capital fue la compra del Ritz por parte de Mandarin Oriental y el grupo árabe Olayan, que pagaron 778.000 euros por habitación.

Alivio financiero para el grupo Dogus

Aunque todavía quedan unos puntos por acordar, la venta es un balón de oxígeno para Dogus Holding, el grupo turco que había comprado el hotel por 180 millones a la sociedad portuguesa Queiroz Pereira.

La venta por 210 millones de euros supera ampliamente cualquier operación previa por un hotel de cinco estrellas

Agobiado por el derrumbe de la lira turca, el consorcio liderado por Ferit Sahenk puso el cartel de “se vende” a su cartera de hoteles exclusivos como el Park Hyatt y el Grand Hyatt de Estambul, el Capri Palace en la isla italiana, el Aldrovandi Villa Borghese de Roma, la Villa Dubrovnik en la ciudad croata, Il Riccio Beach House de Bodrum y el Argos de Capadoccia, todos ellos englobados bajo la marca Mytha Hotel Antology.

El hotel favorito de las estrellas

Entre 2007 y 2009 el Villa Magma pasó por un intenso proceso de reformas que le dio su actual presencia, y dos años después Hyatt se retiró de la gestión del establecimiento, tras dos décadas al frente del hotel.

Durante esos años el hotel fue uno de los epicentros de los focos mediáticos cada vez que un artista o el famoso de turno se alojaba en sus habitaciones. Además era escenario habitual de photocalls y de presentaciones de películas, discos y libros.

Entre otros, por sus pasillos pasaron U2, Bruce Springteen, Tom Cruise, Hugh Grant, Gerárd Depardieu y Paul McCartney. Y también miembros de las casas reales de Oriente Medio, como la de Arabia Saudí.