Mallorca le para los pies a Richard Branson

Branson es un enamorado de Mallorca (y de la Finca Son Bunyola). Foto Christoph Strässler | Flickr.

Mallorca le para los pies a Richard Branson

El gobierno de Mallorca paraliza las obras del fastuoso hotel que el fundador de Virgin quiere construir en plena sierra de Tramuntana

Mar Nuevo

Madrid

26/06/2019 - 11:12h

Una finca de 270 hectáreas del municipio de Banyalbufar, en el corazón de la sierra de Tramuntana, es el destino escogido en Mallorca por el magnate británico Richard Branson para crear el que él mismo definió como “el mejor hotel del mundo”. Sin embargo, el proyecto ha sido paralizado.

Como si de un déjà vu se tratase, el plan se encuentra por segunda vez con el rechazo de la administración, que lo ha dejado en suspenso debido al elevado impacto sobre el entorno de máxima protección urbanística de la emblemática finca.

Tras un primer intento en 1994, Richard Branson vuelve a intentar construir un macrohotel de lujo en la sierra de Tramuntana

[Para leer más: ¿Se puede viajar sin dañar el planeta?]

Lujo ecosostenible

Ferviente enamorado de Mallorca, Branson compró la finca de Son Buyola en 1994 por 500 millones de las antiguas pesetas, informa el diario Última Hora, con el objetivo de construir una macrohotel de lujo en el que tenía previsto invertir otros 3.500 millones de pesetas.

Más adelante adquirió también las fincas de Son Valentí, Son Cresus y Son Balaguer, en el mismo municipio de Banyalbufar. Sin embargo, y la negativa del Consell de Mallorca a autorizar la reconversión de la finca en el resort, Branson se deshizo de la propiedad en 2002.

Tras vender la propiedad en 2002, en 2015 Branson volvió a comprarla con el mismo objetivo de levantar un hotel de lujo; esta vez, 'ecosostenible'

El pasado 2015, el propietario del imperio Virgin volvió a comprar, por 15 millones de euros, la emblemática finca, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) y ubicada en plena Sierra de Tramuntana. Y retomó el proyecto hotelero, en este caso con un marcado acento ecosostenible, según explicó la firma.

Para su desarrollo, puso al frente a un equipo de su máxima confianza, con directivos como John Brown, el CEO de Virgin Limited Edition, el catálogo de exclusivas propiedades hoteleras de Branson, o Marie Astrup Duffy, exdirectora del hotel La Residencia y actual asesora personal del magnate.

[Para leer más: Claves y direcciones para disfrutar Mallorca fuera de temporada]

Demasiado agresivo con el entorno

Pese a los esfuerzos, la Comisión Insular de Patrimonio Histórico del Consell de Mallorca suspedió la tramitación del expediente del complejo hotelero de lujo porque no cumple con las prescripciones necesarias como Bien de Interés Cultural.

Tras el rechazo de la Comisión Insular de Patrimonio Histórico del Consell de Mallorca, Branson tendrá que que presentar un nuevo proyecto más amable con el entorno

La comisión insular de Patrimonio Histórico insto además al magnate británico a presentar un nuevo diseño más amable con el entorno. El rechazado era “demasiado agresivo”, según explicó la directora insular de Patrimonio, Kika Coll.

Según sus explicaciones, el proyecto presentado por el equipo de Branson incluye algunas construcciones en el exterior de la propiedad que son demasiado impactantes, entre ellas aparcamientos, jardines y piscinas que, según los miembros de la comisión patrimonial del Consell, “no son adecuados” en la finca de Son Bunyola.

El mejor hotel del mundo

Justificado como una “lanza a favor de la defensa de nuestra tierra” por el Consell y con el apoyo de otros grupos políticos como Podemos, que celebró la paralización del proyecto, ahora el millonario británico deberá replantear el hotel para no intervenir en el magnífico entorno donde se enmarca la finca.