Así serán las lujosas residencias de Mandarin Oriental en Barcelona

Las residencias de Mandarin Oriental se inaugurarán a fines de 2020. Foto: Mandarin Oriental.

Así serán las lujosas residencias de Mandarin Oriental en Barcelona

Las elegantes residencias, ubicadas en la torre de Paseo de Gràcia y Diagonal, revelan nuevos detalles de su decoración y servicios

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

22/07/2019 - 13:54h

En el último trimestre del 2020 las exclusivas residencias de Mandarin Oriental abrirán sus puertas en Barcelona. Estas no solo serán las primeras en España sino también en Europa, que combinarán la privacidad de un apartamento con el servicio de esta cadena de lujo.

Un edificio de 20 plantas es una rareza del centro de la ciudad, donde los rascacielos de esa altura se cuentan con los dedos de una mano.

Gracias a su privilegiada ubicación los propietarios e inquilinos podrán disfrutar de unas vistas de 270 grados sobre el Paseo de Gràcia, el barrio del Eixample y el laberinto del Barrio Gótico que antecede al Mediterráneo.

De banco a residencias de lujo

Hasta hace pocos años el edificio era ocupado por el Deutsche Bank, y sus amplias instalaciones ahora dan paso a propiedades que se distribuyen entre cuatro apartamentos con una habitación, 17 de dos dormitorios, nueve de tres estancias, tres penthouse y un gran penthouse.

[Para leer más: Mandarin tiene nuevo negocio en Barcelona]

Las unidades más pequeñas medirán 123 metros cuadrados y la más grande superará los 500 metros cuadrados, entre 423 de vivienda y 120 de terraza.

bcn views
En el centro de Barcelona hay pocos edificios que superan los 20 pisos. Foto: Mandarin Oriental.

Detalles exclusivos

Los suelos de las salas y los dormitorios estarán recubiertos por pisos de madera de roble, mientras que los revestimientos de mármol estarán presentes en los recibidores, los baños y tocadores.

Las unidades más pequeñas medirán 123 metros cuadrados y la más grande superará los 500 metros cuadrados

Los pisos tendrán un sistema subterráneo de calefacción y refrigeración, las luces se podrán regular con sistemas táctiles y las propiedades estarán dotadas de modernos sistemas de comunicación con la recepción del edificio.

Diseño moderno

El diseño, presentado en un estilo contemporáneo, es encarado por el estudio catalán OAB de Carlos Ferrater en su faz arquitectónica. En cuanto al interiorismo, está a cargo de Muza Lab, de Londres.

residences future barcelona 2
Las propiedades tendrán entre 123 y 500 metros cuadrados. Foto: Mandarin Oriental.

La propiedad pertenece al fondo KKH Property, y Mandarin Oriental aplicará su experiencia para el servicio de los residentes, a cargo de un staff de 24 personas.

Servicios con el sello de Mandarin

Junto a la torre se está construyendo un edificio adosado que tendrá un restaurante en el quinto piso, mientras que en el sexto habrá un lounge con un centro wellness y un gimnasio, una zona ajardinada y una piscina.

[Para leer más: El apartamento que siempre quisiste en París (aunque no lo sabías)]

Esta estructura se conectará con la torre central por una pasarela con plantas y obras de arte.

BCN. PG 111. Pasaje
La torre central y un edificio anexo se comunicarán por una pasarela. Foto: Mandarin Oriental.

Los residentes además tendrá un acceso preferente a los servicios del hotel Mandarin Oriental, como su restaurante Moments, ubicado a seis calles del futuro edificio.

El fundador de KKH Capital Group, Josep-María Farré, sintetizó el objetivo de este proyecto: “esperamos crear la oferta residencial más lujosa de la ciudad, que se complementará con los servicios excepcionales de Mandarin Oriental”.

Según The National esta promoción inmobiliaria ya recibió más de 300 solicitudes “solo de Oriente Medio”, y hasta abril ya se habían vendido cuatro unidades. Se calcula que cada propiedad tiene un valor de cinco millones de euros.