Marriott se lanza al ataque contra Airbnb

Champagne Shores, una de las villas del Caribe que ofrece Marriott en su nueva plataforma.

Marriott se lanza al ataque contra Airbnb

La mayor hotelera del mundo planta cara a Airbnb con el alquiler de propiedades de lujo

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

30/04/2019 - 09:46h

Marriott se suma a Hilton, Accor y otras grandes cadenas y planta cara a Airbnb con su salto al alquiler de propiedades vacacionales de lujo, que pueden ir desde una villa en el Caribe hasta un castillo en Irlanda.

El mayor grupo hotelero del mundo firmó alianzas con varias plataformas y presentó en sociedad Homes & Villas by Marriott International, que ofrece 2.000 propiedades de alta categoría en todo el mundo en 100 destinos del mundo.

[Para leer más: Marriott expande su propio Airbnb a París, Roma y Lisboa]

Otras propiedades que se pueden encontrar en su catálogo son una gran casa en Londres con cuarto de juegos para los niños, una villa en Sorrento con piscina infinita o un lodge de cuatro dormitorios entre viñedos de California, entre otras.

La hotelera tomó la decisión tras realizar una prueba piloto en Europa, con la promoción de 340 residencias en alquiler en París, Roma y Lisboa, a través de la plataforma Tribute Porfolio Homes.

No será igual al Airbnb

Técnicamente las propiedades de Homes & Villas by Marriott no se integrarán en el universo del grupo hotelero y sus marcas, ni tampoco los huéspedes tendrán que coordinar con los propietarios para que les entreguen las llaves como en cualquier Airbnb.

Marriott aprovechará el universo de sus 125 millones de miembros de su programa de fidelidad Marriott Bonvoy para expandir los alquileres de propiedades

Estas son fincas administradas por plataformas como Turn Key Vacation Rental, LaCure, Loyd & Townsend Rose, Veeve y London Residents Club; que se encuentran entre las más exclusivas del mercado.

Marriott será la intermediaria

Lo que hace Marriott es ser intermediario en las operaciones, como si fuera una agencia como Booking o Expedia; pero que cuenta a su favor con los 125 millones de usuarios de su programa de fidelidad Marriott Bonvoy.

Pero la hotelera sí se encarga de verificar que las propiedades cumplan con los parámetros de calidad que exige para sus marcas, y que tengan servicios como wifi, check-in 24 horas, juego de cama y baño de alta gama, amenities de categoría y accesorios para las familias con niños, como sillas adaptadas.

Ventajas de ser socio

Precisamente Marriott quiere aprovechar que el 90% de los usuarios de las viviendas alquiladas en Europa eran miembros del programa Bonvoy, que en su mayor parte viajaban por ocio, con un promedio de estancia de cinco días, y con un uso tres veces mayor que el cliente de un hotel.

[Para leer más: Airbnb invierte en hoteles para expandirse en Asia]

Entre los valores añadidos que buscan los huéspedes de propiedades están la personalización de los alojamientos, la calidez de las instalaciones y la mayor privacidad precisan varias fuentes consultadas por The New York Times.

Minimizar el impacto

El impacto de Airbnb en el mercado es innegable. Según Makarand Mody, profesor de la Escuela de Administración Hotelera en la Universidad de Boston, el RevPar (ingresos por habitación disponible en hoteles) cayó el 2% en las 10 ciudades de EEUU donde esa plataforma de alquiler tiene más presencia.

Pero todavía uno de cada dos huéspedes prefieren los hoteles a los alquileres alternativos, precisa Lorraine Wileo, vicepresidenta de la compañía de investigación Phocuswright.

“Las propiedades avaladas por marcas hoteleras pueden seducir a los viajeros que quieren tener la garantía de una estancia limpia, segura y con amenities de primera marca, pero que no desean alojarse en un hotel sin personalidad, ni tampoco quieren compartir un apartamento con un extraño”, describe.