Marriott cumple el sueño de los fanáticos del fútbol

Courtyard, la marca de lujo de Marriott, construirá una suite en el estadio del Bayern Munich.

Marriott cumple el sueño de los fanáticos del fútbol

Marriott abre una suite de lujo en el campo del Bayern Múnich, una experiencia que se puede exportar a otros estadios

Millones de seguidores del fútbol matarían por ver a su equipo favorito desde la cama, con una copa de cava en la mano. Pero no viéndolo por televisión, sino en directo, a pocos metros donde el balón rueda por el césped.

Marriott convertirá este sueño en realidad en Alemania. La cadena norteamericana ha firmado un acuerdo con el Bayern Munich y construirá una suite de lujo en las instalaciones del estadio, con las mejores vistas que se pueden conseguir en el Allianz Arena.

La estética es la misma que la marca Courtyard, de la cadena norteamericana, con piso y paredes de madera, una pequeña estufa a leña y una decoración elegante y minimalista. Además cuenta con servicio de bar y un menú de cinco tenedores.

La hotelera consideró que la alianza con el club alemán es la mejor “combinación ganadora para nuestros huéspedes”, mientras que el presidente el Bayern, Karl-Heinz Rummenigge, destacó los beneficios que pueden tener tanto los seguidores del club como cualquier fanático del fútbol, porque el Allianz suele recibir los encuentros de los partidos de la selección alemana.

La decoración y el servicio de la suite de Bayern será igual que en la cadena Courtyard

El acuerdo que Marriott firmó con el Bayern también comprende la comercialización de un amplio catálogo del merchandising del club de fútbol en los establecimientos de la cadena.

Claro, el alojamiento tiene su encanto si se puede presenciar un partido de fútbol, cuyo coste por noche no fue revelado. Sino, sería muy lúgubre dormir con vistas a un gigantesco estadio con las gradas vacías, oscuro y sin ruidos.

Otras iniciativas de hostelería y deportes

Esta iniciativa se suma a otras que explotan las divisiones de marketing de los grandes clubes de fútbol, que comprende la posibilidad de tener comidas de lujo en palcos, el alquiler de espacios vip para encuentros empresariales, y hasta la organización de casamientos.

La idea de construir una habitación de hotel en un estadio no es nueva: ya Marriott había abierto seis suites en Twickenham, un moderno estadio de Londres que suele acoger conciertos y partidos de rugby (y cada tanto, de la selección inglesa de de este deporte).

También Florentino Pérez, presidente del Real Madrid quiere incorporar un hotel en las instalaciones del futuro Santiago Bernabéu, pero todavía no deja de ser un proyecto sin fecha de inicio.