¿Cómo hará Marriott para construir un hotel de 26 pisos en tres meses?

Con el uso de bloques prefabricados Marriott levantará un hotel de 26 pisos en tres meses.

¿Cómo hará Marriott para construir un hotel de 26 pisos en tres meses?

En Manhattan Marriott levantará el hotel modular más alto del mundo, donde las 168 habitaciones vendrán en módulos prefabricados de Polonia

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

19/04/2019 - 11:54h

¿Es posible construir un edificio de 26 pisos, con 168 habitaciones, en solo tres meses y en medio de Manhattan? Sí lo es, y Marriott lo hará por medio del uso de unidades prefabricadas, en lo que se convertirá en el hotel modular más alto del mundo.

En el barrio de Chelsea, más exactamente en el 842 de la Sexta Avenida, las máquinas podrán comenzar a excavar el terreno mientras que en Polonia se arman los módulos que serán las habitaciones y salones.

[Para leer más: Hilton construye hoteles como si fueran ‘legos’]

Construcción a dos bandas

Incluso la terraza y el bar ubicado en las alturas también vendrán prefabricados. Las únicas partes del futuro AC Hotel New York NoMad que se construirán in situ son la recepción y el restaurante, informó la compañía en un comunicado. En total, la inversión del hotel es de 58 millones de euros.

AC Hotel 2
Vista de los módulos de habitaciones prefabricadas.

Las habitaciones modulares se despachan por vía marítima desde Polonia hasta Nueva York, y por la noche grandes grúas se encargan de montarlas una sobre otra como si fuera un Lego gigantesco.

Hoteles en tiempo récord

Los dormitorios llegarán ‘listos para ser usados’, con sus paredes pintadas, sus camas a punto de ser estrenadas y los baños con la grifería instalada.

La escasez de mano de obra en la industria de la construcción lleva a las empresas del sector a recurrir a este tipo de soluciones para acelerar los proyectos y, de paso, reducir los costes de producción.

Mientras que en Manhattan las máquinas preparan el terreno, en Polonia montan las habitaciones en módulos prefabricados

En el caso de las hoteleras pueden disponer de sus propiedades en menos tiempo e incrementar los ingresos. Según Marriott, el tiempo de construcción se reduce en un 50%.

Una de las pocas contras es que el promotor tiene que tener un buen capital preparado para afrontar todos los gastos en poco tiempo, mientras que una construcción tradicional permite estirar mejor los presupuestos.

Ventajas para los huéspedes

Para los huéspedes también son ventajas: mientras que en un hotel común la división entre habitaciones es una pared –que no siempre tiene el grosor que se desearía para dormir en paz–, en el caso de los dormitorios modulares la separación es mayor y el aislamiento sonoro es más efectivo.

[Para leer más: Marriott pisa el acelerador: abrirá tres hoteles cada dos días]

El sector de la hotelería ha recurrido a esta opción en los últimos años. Hilton también lo usó para edificar el Home2 Suites cercano al aeropuerto de San Francisco.

En el caso de Marriott ya cuenta con 30 hoteles edificados con módulos prefabricados, que en su mayoría son de marcas de perfil intermedio.

Pero también los ha utilizado para sus hoteles de gama alta, como los de Courtyard, Fairfuled, Spring Hill Suites y Towne Place Suites. El próximo establecimiento que usará esta tecnología es el Hotel Moxy que abrirá en Oakland, California.