Meliá cambia de estrategia en Cuba

Lobby del Hotel Colón, en Camagüey, miembro de los hoteles en sitios históricos de Meliá.

Meliá cambia de estrategia en Cuba

La hotelera Meliá abre nuevos hoteles en ciudades históricas, un cambio de enfoque respecto a sus tradicionales inversiones en destinos de sol y playa

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

05/04/2018 - 16:08h

La familia Escarrer, fundadora y propietaria de Meliá, tiene un número soñado: 100.000. Esa es la cantidad de habitaciones que pretende alcanzar en 2020, un objetivo que espera cumplir por medio de la apertura de 55 nuevos establecimientos en los próximos años.

La cadena mallorquín mira con especial atención a Asia, un mercado “con gran potencial”, como suele decir su consejero delegado Gabriel Escarrer.

Pero Meliá no se olvida de Cuba, uno de los destinos que catapultó la expansión internacional del grupo, cuando fue la primera hotelera española en desembarcar en la isla.

Hoteles históricos

En el primer trimestre de 2018 la cadena ha incorporado cinco nuevos hoteles, que representan un parque de 409 habitaciones. Estos establecimientos se encuentran en las ciudades de Cienfuegos (hotel La Unión, hotel Jagua, y hotel Meliá San Carlos) y Camagüey (Hotel Colón y Gran Hotel).

A diferencias de otros establecimientos, de grandes dimensiones y situados en puntos turísticos de sol y playa, Meliá cambia de enfoque y apuesta por hoteles en edificios con valor histórico, todos ellos de un tamaño pequeño y mediano, situados cerca de los cascos céntricos de enclaves declarados patrimonio de la humanidad.

En el primer trimestre Meliá abrió cinco hoteles en las ciudades históricas de Cienfuegos y Camagüey

No serán las únicas aperturas: cuando terminen los trabajos de rehabilitación abrirá el Innside Camagüey y, para el 2020, sumará tres establecimientos en la ciudad de Trinidad, que cuenta con un importante valor arquitectónico de la época colonial.

Los nuevos hoteles de esta ciudad serán el Meliá Trinidad, el Meliá Punta Ancón, mientras que el actual hotel Ancón se reconvertirá en el Sol House Ancón.

Cambio de estrategia

La idea de Meliá es diversificar su portfolio turístico en Cuba. Para ello, estos nuevos hoteles aprovechará el filón de los circuitos turísticos de la isla.

En Meliá consideraron que estas ciudades históricas tienen que contar con una oferta hotelera de prestigio, que permitan ofrecer nuevas experiencias de viajes para sus clientes.

Meliá busca que sus clientes extiendan sus estadías y combinen las experiencias de sol y playa con visitas a sitios históricos

Así la hotelera busca que sus usuarios prolonguen la estadía media en sus establecimientos, equilibrando la oferta que ya tiene de resorts ‘todo incluido’ en sitios turísticos.

Más aperturas para 2018

Para finales de 2018 la compañía hotelera abrirá dos hoteles que son emblemáticos de su presencia en Cuba. Uno es el Meliá Internacional de Varadero, un gigantesco complejo de 934 habitaciones con diez restaurantes y 14 bares.

El otro es el Paradisus Los Cayos, que cuenta con 802 habitaciones, ocho restaurantes y 15 bares.

Con todas estas aperturas, Meliá tendrá un total de 2.145 nuevas habitaciones en su cartera en Cuba.