Meliá alcanza sus mejores resultados de la década

La cadena Meliá logró casi 130 millones de beneficios en el 2017.

Meliá alcanza sus mejores resultados de la década

El grupo hotelero Meliá esquiva el impacto de la crisis en Cataluña y de los huracanes en el Caribe, y logra una mejora de sus ingresos y la rentabilidad

Meliá Hotels International obtuvo un beneficio neto de 128,7 millones de euros en el 2017, un 27,8% más que el ejercicio pasado. Este es el mejor resultado de la última década del grupo, cuando en 2007 había alcanzado los 100,7 millones de ganancias.

Los ingresos operativos ascendieron a 1.885,2 millones de euros, un 4,6 % más que en 2016, mientras el resultado bruto de explotación (ebitda) alcanzó los 310,3 millones de euros, un incremento del 8,6 %.

En el último ejercicio Meliá logró un aumento del ingreso medio por habitación disponible (RevPar) del 5,6%, tras crecer 30 trimestres sobre la media del sector,  destacó el grupo mallorquín.

La mayor rentabilidad la ha logrado en el sector de España Urbana (+16,2%), seguido por el Mediterráneo (+8,3%). Europa y Oriente Medio subió un 2,6%, mientras que América descendió un 1,1% debido a la diferencia del tipo de cambio.

Tres frentes superados

El consejero delegado Gabriel Escarrer anunció que los resultados del grupo estuvieron “ligeramente por encima de las estimaciones del mercado”, y que han podido esquivar los frentes de tormenta que amenazaban con desestabilizar sus números.

Meliá afirma que el crecimiento en Caribe, Asia y España permitió blindar los resultados ante los huracanes y la crisis en Cataluña

El directivo dijo que la presencia de la hotelera en Caribe, Asia y España, así como la recuperación de mercados como París y Londres, contribuyeron a “blindar” los impactos de los huracanes Irma y María (aunque sus establecimientos de República Dominicana no fueron especialmente afectados), la devaluación del dólar frente al euro y la crisis turística en Cataluña, donde el sector hotelero de Barcelona ha sufrido caídas de hasta el 15%.

Estabilidad financiera

En los resultados comunicados a la CNMV la compañía dijo estar "especialmente satisfecha" por el valor generado para sus accionistas, al haber incrementado el beneficio por acción en un 240 % en los últimos cuatro años.

En materia financiera el grupo hotelero logró la estabilidad gracias al ahorro de costes de la deuda, resultado de la reducción del tipo medio de interés, que se situó en el 3,24 % frente al 3,46 % del ejercicio anterior.

Crecimiento digital

Las ventas por el canal on-line han crecido un 21% y le permitieron obtener 520 millones de ingresos. Mientras que la plataforma Meliá Pro –para agentes de viajes y profesionales- aumentó su volumen de transacciones un 16,87%, el gran protagonista fue el móvil, cuyas operaciones se dispararon un 491%.

Apuesta por Asia

En el 2017 Meliá firmó la incorporación de 30 nuevos hoteles, el 90 % de ellos mediante contratos de gestión o franquicia, y la empresa destaca la importancia que ha alcanzado la región Asia-Pacífico para su negocio, donde ya cuenta con más de 40 hoteles operativos o en proyecto.

Para Escarrer, el mercado asiático es sin duda el de "mayor potencial" para el turismo internacional, pero reconoció que es una región "muy compleja" para las compañías occidentales. El directivo considera que Meliá aprovechó los 32 años “de aprendizaje” en la región y las alianzas que mantiene con grupos financieros e inmobiliarios como Greeland China, TCC-Land de Tailandia o Aurelian Land de Malasia.