Meliá resiste la devaluación del dólar

Meliá aumenta sus beneficios más del 18% en el primer trimestre del año.

Meliá resiste la devaluación del dólar

Meliá logra un beneficio de 22,1 millones de euros (+18,6%), a pesar de la caída en los ingresos y la depreciación del dólar

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

08/05/2018 - 19:11h

Meliá Hotels International obtuvo un beneficio neto de 22,1 millones de euros en el primer trimestre del año, un 18,9% frente a las ganancias del mismo periodo en 2017 (18,6 millones). El resultado se logró a pesar de la depreciación del dólar frente al euro, que cayó un 15% entre enero y marzo.

La devaluación de la moneda norteamericana también se hizo sentir en la caída del 2% en su cifra de negocios, que alcanzó los 401,1 millones de euros; mientras que el beneficio bruto de explotación (ebitda) se situó en 65,1 millones de euros (-1,1%).

Meliá aumentó sus beneficios trimestrales a pesar de la caída del 15% en el valor del dólar

La razón de estos descensos es que gran parte de los ingresos del grupo se producen en dólares, mientras que la compañía consolida sus cuentas en euros.

Recuperación en Europa

La cadena de la familia Escarrer registró un resultado antes de impuestos de 26,8 millones de euros en el primer trimestre de 2018, un 15,3% más.

Los ingresos medios por habitación disponible (RevPar) lograron una mejora del 1,6% en euros, incremento que sería del 7,4% en moneda constante. En España, este rubro repuntó un 11,6%.

El vicepresidente y consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer Jaume, ha calificado de "positivo" el primer trimestre para el negocio hotelero de la compañía a nivel global, con un entorno que muestra "una clara recuperación en las ciudades europeas".

Sin embargo, en Cuba los resultados no fueron tan positivos, debido al impacto de los huracanes que azotaron la isla el año pasado.

Perspectivas para el 2018

De cara al segundo trimestre, la empresa mallorquina cree que la relación de cambio dólar/euro le seguirá afectando negativamente en sus resultados en la moneda europea, aunque en moneda constante prevé un aumento de sus ingresos por habitación por "las buenas perspectivas de países como Francia, Italia o España"