Meliá sube el listón del lujo en Sitges

El hotel Me Terramar Sitges, propiedad de Hi Partners, es uno de los activos hoteleros de Blackstone.

Meliá sube el listón del lujo en Sitges

La apertura del ME Sitges Terramar coloca a Sitges entre los sitios donde Meliá despliega su marca más vanguardista

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

14/03/2018 - 04:55h

Sitges sólo cuenta con un hotel cinco estrellas: es el Dolce, ubicado en la sierra que abraza a esta villa costera, a poco más de 30 kilómetros de Barcelona. Pero la apertura del ME Terramar Sitges sube el listón de la exclusividad en esta ciudad.

El Terramar es un hotel que tiene 85 años de vida. Desde su apertura en 1933 fue uno de los epicentros de la vida social y cultural no sólo de Sitges sino de la burguesía catalana.

Esta integración entre hotel, sociedad y ciudad es la que aspira a llevar adelante Meliá, por medio de su marca premium ME. El establecimiento, ubicado en primera línea del mar y en el extremo sur del paseo marítimo, abrió sus puertas el 27 de enero pero este martes 13 realizó el corte de cintas oficial.

Minimalismo y vanguardia

El lugar cuenta con 213 habitaciones, presentadas bajo las categorías de Aura, Vibe, Energy, Mode, Chic Suit, Personality Suite y Suite ME. El minimalismo y la sutil elegancia predominan en la decoración de este hotel de cuatro estrellas.

El hotel de ME aspira a recuperar la integración social que tradicionalmente tuvo el Terramar de Sitges

Pero la carta que juega Meliá no es tanto en la categorización del hotel sino en la apuesta “por la experiencia del usuario”, dijo su gerente general René Hoelstchl a Cerodobé.

05MeSitgesTerramar Lobby
El lobby del ME Terramar Sitges presenta un diseño minimalista

“En nuestros hoteles siempre ocurren cosas. Buscamos la conexión entre el arte, la cultura, la gastronomía, y además de descansar, se pueden encontrar a un artista realizando obras”, dijo, mientras a pocos metros el pintor Álex Voinea estaba en plena creación de cuadros.

“Presentaremos exposiciones de arte, eventos, y abrimos las puertas para que los vecinos de Sitges vengan a comer o tomar algo. Más que un hotel, parecerá un centro social”, describió.

Rasgo diferenciador

Esta integración con el tejido social es, dicen sus directivos, un rasgo que diferenciará al nuevo hotel de otros establecimientos de alta gama en la costa catalana, que se limitan a recibir turistas y sin que los lugareños tengan interés en sus propuestas gastronómicas o de ocio.

Otro rasgo de las experiencias que piensa ofrecer el ME Terramar Sitges son los servicios personalizados, “como coger un helicóptero para ir a una bodega del Priorat, cenar con sus dueños y regresar”.

Inversión de Hi Partners

La propiedad del ME de Sitges es de la inversora Hi Partners, que cuenta con una cartera de 16 hoteles. Esta firma había sido comprada al Banco Sabadell por el fondo Blackstone por 630 millones, que le ha permitido consolidarse como uno de los pesos pesados del sector hotelero español.

55MeSitgesTerramar Pool
Piscina del hotel de cuatro estrellas.

Hi Partners había pagado 23 millones a la familia Marcé por el histórico edificio, e invirtió otros 10 millones en remodelarlo para adaptarlo a los requisitos de la marca de Meliá.

Sólo ocho hoteles bajo la marca ME

La hotelera de la familia Escarrer cuenta con más de 350 hoteles en 40 países del mundo, pero sólo ocho operan con la marca ME. Además del nuevo establecimiento de Sitges, tienen otros hoteles en Miami, Milán, Londres, Ibiza, Mallorca, Madrid, Cancún y Los Cabos (México).

El hotel cuenta con el restaurante Terramar, con 200 cubiertos, que fusiona las cocinas mediterránea con la vasca, y presenta cuatro bares: Radio ME Sitges, Oyster Bar, Pool Bites y el futuro Beso Beach Sitges, ubicado en la playa, “donde se podrá comer y beber con los pies en la arena, tal como hacían nuestros abuelos”, dijo Rodolfo Hidalgo, consejero delegado del grupo Beso, que tendrá las riendas del apartado gastronómico.