Las microhabitaciones de lujo conquistan el corazón de Manhattan

Las habitaciones de la cadena Pod no superan los 10 metros cuadrados.

Las microhabitaciones de lujo conquistan el corazón de Manhattan

La cadena Pod abre un hotel con 700 habitaciones de apenas 10 metros cuadrados en Times Square

Equipo Cerodosbé

Barcelona

05/02/2018 - 10:49h

La moda de las microhabitaciones se expande como una plaga en las grandes ciudades norteamericanas: a la propuesta de Yotel, que presenta habitaciones de hasta 30 metros cuadrados para cuatro personas en Nueva York, Boston, Miami y Singapur, la cadena Pod responde con la apertura de un hotel en pleno corazón de Manhattan, a dos calles de Times Square.

El hotel Pod cuenta con 700 habitaciones de un máximo de 10 metros cuadrados, pequeños habitáculos donde cada centímetro se aprovecha al máximo, tal como si fuera diseñado por un interiorista de cruceros.

Las habitaciones tienen una capacidad máxima de dos personas, ya sea en la opción Queen Pod (con una cama doble) o Bunk Pod (con dos literas). Apenas hay espacio para una silla, una mesa rebatible, y el baño se encuentra subdividido por una sencilla mampara de vidrio esmerilado. No hay cajonera ni cómoda: sólo una barra con un par de perchas y la cama se ha diseñado para que se pueda guardar la maleta cómodamente por debajo.

Las microhabitaciones de la cadena Pod casi no tiene muebles y carecen de frigobar

Para los que se sienten algo claustrofóbicos en estas habitaciones, que más bien parecen camarotes de barcos, la cadena presenta los Pod Pads, que son estancias un poco más grandes, de hasta 55 metros cuadrados, donde es posible recibir visitas en un juego de sofá y cuenta con una pequeña cocina.

pod terraza
Vistas desde la terraza del hotel Pod en Manhattan.

La cadena Pod advierte: en sus habitaciones no hay frigobar ni muebles grandes, y el hotel no cuenta con piscina y sala de reuniones. Es para turistas que quieren un lugar donde dormir y poco más.

Atención en los detalles

Sin embargo, la cadena –propiedad de BD Hotels- cuida que haya lujosos detalles en su propuesta, como el elegante restaurante italiano Parma a pie de calle o el recomendado Tiki Bar en el tercer piso, ideal para tomar un cóctel. Y los amantes del postureo en Instagram estarán de parabienes con las espectaculares vistas que hay en la terraza del piso 28, donde hay un salón lounge con panorámicas del West Side de Manhattan y el río Hudson.

BD Hotels ya cuenta con otros hoteles similares en el barrio Hell’s Kitchen (cercano a Times Square), en el distrito neoyorquino de Murray Hill y en Brooklyn. Fuera de la gran manzana tiene otro establecimiento en Washington y espera expandirse a Los Ángeles el año que viene.