NH pierde dos millones de euros por la crisis catalana

El consejero delegado de NH Hoteles, Ramón Aragonés. La cadena gana un 15% en el 2017.

NH pierde dos millones de euros por la crisis catalana

Los directivos de las principales cadenas hoteleras enseñan las cifras del impacto de la crisis política en sus establecimientos

Las principales cadenas hoteleras que operan en Cataluña han revelado el alcance de la crisis política en sus resultados anuales. Por ejemplo, el consejero delegado de NH Hoteles, Ramón Aragonés, precisó que el impacto “ha sido relevante”, y que registraron una pérdida de dos millones de euros en el resultado bruto de explotación (ebitda). Y si bien dijo que el 2018 ha empezado mejor, "si vuelve a haber confrontación, impactará directamente en la cuenta de explotación".

Aragonés presentó este resultado en el IV Foro Hotusa sobre Innovación Turística, que congregó a los directivos de las principales cadenas hoteleras. Allí Aragonés recordó que Barcelona contaba con una imagen de ciudad amigable, pero "ahora no la tiene y tenemos que contribuir entre todos a recuperarla", porque "ha habido una recesión importante, y vamos a ver en 2018 qué pasa".

Para Hotusa el turismo en Cataluña “se ha desplomado”

El presidente del grupo Hotusa, Amancio López Seijas, ha afirmado que en Barcelona no registraron una caída de actividad después del atentado de agosto, pero sí desde el 1 de octubre, tras la celebración del referéndum. López no aportó cifras, pero dijo que hubo un “desplome” en la actividad de la cadena que ha continuado hasta diciembre, aunque percibe que en la primera quincena de enero “la caída es menor”.

El directivo de Hotusa, la mayor cadena hotelera catalana que ha trasladado su sede social de Cataluña a Madrid, recordó que la demanda hotelera crecía a un ritmo del 8% mensual antes de la realización del referéndum, y dijo que no se atrevía a vaticinar si el turismo en la ciudad "va a recuperar la fuerza que tenía en caso de que todo vuelva a la normalidad".

La caída en el sector MICE

En cuanto al grupo Barceló, su consejero delegado para Europa, Asia y África, Raúl González, dijo que su grupo presenció una caída del 6% en la celebración de eventos y en el turismo de negocios, cuando hasta el 1 de octubre se crecía a un ritmo del 22%, describió.

Las cifras presentadas por los hoteleros reflejan una crisis mayor respecto a las estadísticas de la Generalitat. La Direcció de Turisme considera que en el tercer trimestre el sector habrá caído un 5%, mientras que Exceltur calcula que el turismo catalán ha dejado de recibir 319 millones de euros por la crisis política.

Sin embargo, los directivos mantienen el optimismo para el 2018. Según González, tanto en el sector urbano como el vacacional “veremos en España un crecimiento de hasta el 6%” para el año que viene.