NH busca cómo esquivar la moratoria de Barcelona

Nhow es una de las marcas más exclusivas del grupo hotelero NH.

NH busca cómo esquivar la moratoria de Barcelona

NH quiere expandir su marca Nhow en Barcelona, pero choca con la moratoria hotelera implementada por el Ayuntamiento

NH quiere reforzar su presencia en la liga de los hoteles más exclusivos de Barcelona, y para ello su marca Nhow sería la punta de lanza ideal. Pero choca con un problema: la moratoria del Ayuntamiento, que impide abrir nuevos hoteles.

Según precisó el director general de la cadena para el sur de Europa y EEUU, Hugo Rovira, la sociedad española tiene intención de seguir su expansión en Cataluña, donde cuenta con una cartera de 24 hoteles, y abrir un nuevo establecimiento en Barcelona es clave para su estrategia.

Por ello, precisó Rovira, NH está a la búsqueda de hoteles que puedan estar en venta o que se encuentren en construcción y que hayan obtenido su licencia antes de junio de 2015. En esa fecha el gobierno de Ada Colau dictó una moratoria que prohíbe abrir nuevos establecimientos (a menos que se compren y rehabiliten hoteles ya existentes).

El sector del lujo recupera la normalidad

Rovira reconoció que la crisis política del último trimestre del año pasado impactó, sobre todo, en los hoteles de alta categoría, y sobre todo en mercados emisores más sensibles a la situación del país de destino, como es Estados Unidos.

NH busca hoteles construidos o en proyecto para poder expandir su marca Nhow en Barcelona

En diciembre, los hoteles de cuatro y cinco estrellas de Barcelona presenciaron una caída de hasta el 25% en su facturación, según reveló el Gremio de Hoteles de la ciudad.

Sin embargo, Rovira afirmó que “la hemorragia ha parado”, y que las reservas se mantienen en un nivel estable.

Advertencia ante la masificación

Rovira afirmó que Barcelona "puede morir de éxito" por su vertiginoso crecimiento de turistas, y consideró que la ciudad tiene que dejar de apostar por la cantidad y centrarse más en la calidad.

En este sentido, coincidió con la opinión del presidente del Gremio de Hoteles, Jordi Clos, quien dijo que Barcelona presenta un turismo de peor calidad, debido –entre otros factores- a la oferta de bajo coste de los apartamentos turísticos.

El directivo de NH también opinó que este tipo de alojamientos, sobre todo los ilegales, causaron una bajada de precios en el sector y provocan "una cierta guerra de precios que no aporta nada”.