Palacio Solecio: Málaga estrena un nuevo hotel boutique

Málaga suma un nuevo hotel boutique en el centro de la ciudad. Foto Hotel Palacio Solecio.

Palacio Solecio: Málaga estrena un nuevo hotel boutique

De palacio en ruinas a nuevo hotel boutique: una restauración excepcional devuelve a la vida un edificio histórico en la zona más pujante de Málaga

Mar Nuevo

Madrid

14/01/2020 - 13:05h

En constante ebullición, Málaga continúa inmersa en increíble transformación económica, cultural y turística que nos atrae una y otra vez, ya sea para presenciar la inauguración del nuevo teatro de Antonio Banderas, para descubrir su suculenta oferta gastronómica o para zambullirnos en sus colecciones de arte. Un nuevo y exquisito hotel, sobre las ruinas de un palacio con más de dos siglos de historia, es una excelente excusa para volver en 2020.

Abandonado durante años y prácticamente en ruinas, el Palacio Solecio -conocido en la ciudad como Palacio Marqués de la Sonora- ha vuelto a la vida de la mano de Hoteles Marugal, especializado en el desarrollo y gestión de hoteles independientes de lujo como Urso Hotel en Madrid, Akelarre en San Sebastián, Torralbenc en Menorca, Cap Rocat en Mallorca o Gecko Hotel & Beach Club en Formentera- y tras una espectacular rehabilitación que ha supuesto una inversión de 30 millones de euros.

El hotel Palacio Solecio suma, además, un nuevo restaurante dirigido por el aclamado chef José Carlos García

Además de 68 espléndidas habitaciones, el hotel supone para la ciudad un nuevo restaurante, Balausta, dirigido por un genio de los fogones, José Carlos García, que se ha aliado con Marcos Granados (Molina Larios) para dar forma a este templo gastronómico que promete muchas satisfacciones.

La rehabilitación logró salvar la imponente escalera de entrada. Foto Hotel Palacio Solecio.

La rehabilitación logró salvar la imponente escalera que preside el hall. Foto: Hotel Palacio Solecio.

[Para leer más: Banderas le pone otra guinda al pastel de Málaga]

Rescatado de la ruina

El estudio de arquitectura Antonio Obrador está detrás de la restauración del edificio, levantado en el siglo XVIII en el número 61 de la calle Granada, en pleno centro histórico de la ciudad. Tras rastrear planos antiguos e imágenes de todo tipo de archivos, la obra ha logrado recuperar toda la esencia de su arquitectura.

Nos esperan elementos árabes y cristianos, ladrillo visto y papel estampado que imita los tradicionales zócalos malagueños, puertas de estilo castellano, los clásicos de cantos rodados en damero o las lámparas de latón de inspiración arabesca.

El proyecto ha logrado rescatar de las ruinas incluso algunos de los elementos originales más valiosos del edificio, como la gran escalera que preside el hall, la doble arquería del patio porticado, columnas o elementos de hierro forjado de ventanas y balcones.

Restaurante Balausta. Foto Hotel Palacio Solecio.

El Restaurante Balausta ocupa un espacio privilegiado del hotel en uno de sus patios. Foto: Hotel Palacio Solecio.

También luce de nuevo, 230 años después de su construcción, la fantástica fachada del palacio, gracias a la recuperación de una técnica de pintura mural característica del barroco en la ciudad, así como el gran portón con marco de piedra adornado con pilastras y guirnaldas con motivos florales y vegetales que aparecen junto al imprescindible blasón.

Un palacio con historia

Entre sus muros, late de nuevo la historia, una que nos conduce a 1789, cuando el palacio se edificó como residencia del genovés Félix Solesio (después Solecio como consecuencia de la castellanización de su apellido).

El palacio se levantó en 1789 como residencia del empresario genovés Félix Solecio, que llegó a España para levantar una Real Fábrica de Naipes en las proximidades de Málaga 

Este empresario italiano llegó a estas tierras tras recibir el encargo de José de Gálvez, Ministro General de Indias de la Corte de Carlos III y Marqués de la Sonora, para instalar en la próxima localidad de Macharaviaya una Real Fábrica de Naipes que mantuvo, durante años, el monopolio de las exportaciones de cartas a América.

El palacio, que se atribuye al arquitecto José Martín de Aldehuela, responsable también del Puente Nuevo de Ronda, no solo fue vivienda de Félix Solecio, sino que también se utilizó como almacén de papel.

[Para leer más: El hotel más esperado de Madrid ya tiene fecha de apertura]

El nuevo hotel

Integrado por dos edificios, el hotel Palacio Solecio cuenta con 68 estancias de distintas categorías, algunas con impresionantes vistas panorámicas a los a los tejados de la ciudad antigua de Málaga, desde las torres de la catedral hasta la antigua alcazaba.

Las tonalidades empleadas hacen guiños a la cultura tradicional andaluza. Foto Hotel Palacio Solecio.

Las tonalidades empleadas hacen guiños a la cultura tradicional andaluza. Foto: Hotel Palacio Solecio.

Tanto las estancias como el lobby bar, las salas de reuniones, el gimnasio o el restaurante se distribuyen alrededor de dos patios, que mantienen la personalidad clásica de este tipo de espacios en Andalucía, con macetas de cerámica, pozos de piedra, arquerías, columnas y elementos decorativos realizados en yeso, estuco, ladrillo y piedra.

Entre gamas de colores que van del verde y blanco al verde y granate -guiños a las banderas andaluza y malagueña respectivamente- encontramos también elementos de diseño vanguardista, como celosías de latón dorado que se combinan con cristal tratado al ácido, apliques de metal dorado en las paredes, iluminación perimetral en las habitaciones, baños en mármol blanco, tejidos aterciopelados y una impresionante cubierta de cristal en el patio principal.

Restaurante Balausta

En ese mismo patio y bajo la cubierta de cristal a cuatro aguas nos espera el restaurante Balausta, cuya dirección gastronómica ostenta José Carlos García, galardonado con una estrella Michelin.

Su propuesta se basa en un viaje a través de los sentidos guiado por la pasión por las recetas tradicionales andaluzas y las técnicas más vanguardistas, sin perder de vista el culto al producto local de temporada y los vinos de la región que siempre acompaña al chef malagueño.

Detalle de las estancias del hotel

Detalle decorativo de las estancias del hotel. Foto: Hotel Palacio Solecio.