El pésimo negocio de Trump como hotelero

El Trump International Hotel Las Vegas, uno de los hoteles que más han bajado sus tarifas el último año.

El pésimo negocio de Trump como hotelero

Las tarifas de los 13 hoteles de Trump se derrumban hasta un 63% en el último año

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

22/11/2017 - 04:55h

Donald Trump no se está haciendo más rico con su llegada a la Casa Blanca. Al menos en su negocio hotelero, las cuentas derivan hacia el rojo en el año que lleva al frente del despacho oval.

El presidente norteamericano, al asumir, contaba con un portfolio de 13 hoteles, distribuidos entre EEUU, Canadá, Reino Unido, Irlanda y Panamá. Un año después de jurar el mando, los precios de las habitaciones de sus complejos han caído, en algunos casos, hasta un 63%, informa The Telegraph.

Este es el caso del Trump Las Vegas, donde en enero de 2017 una habitación doble de categoría estándar se ofrecía a 718 euros, mientras que para el inicio del año que viene se puede conseguir una estancia similar por 267 euros.

Otra fuerte caída es la que ha protagonizado el Trump Turnberry, un complejo de villas en la ciudad escocesa de Ayrshire, que de 561 euros por noche ahora se ofrece por 242 euros, un 57% menos.

Un 32% de caída en las tarifas

Las caídas se repiten, con distinta intensidad, en los hoteles de Trump de Miami (-53%), Washington DC (-52%), Vancouver (-48%) y Nueva York (-32%). En promedio, los precios han caído un 36% en el último año.

El único establecimiento que se salva de la espiral descendente es el hotel irlandés Trump Doonbeg, cuyas estancias pasaron de los 376 a los 403 euros (+7%).

Estas diferencias se dan en la categoría estándar, pero en la de las habitaciones premium las caídas son mayores. Por ejemplo, la suite ejecutiva en el Trump Panamá, que hace un año se ofrecía por 3.530 euros la noche, ahora se cotiza a 918 euros.

Quizás se podría entender que las caídas también obedecen a una disminución del turismo en EEUU, pero eso no justifica la menor ocupación en Escocia y Vancouver. Para la consultora FairFX, el principal factor del derrumbe en los precios se debe a un rechazo de los viajeros a alojarse en la cadena de Trump, como una forma de protesta a las políticas del presidente.