La precariedad laboral reina en Paradores

Ángeles Alarcó, presidenta de Paradores, durante la presentación de un libro editado por el grupo. EFE/Zipi

La precariedad laboral reina en Paradores

La cadena hotelera pública Paradores no contabiliza la antigüedad de sus empleados y se niega a acordar un nuevo convenio, denuncian los sindicatos

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

07/01/2018 - 12:45h

Paradores, la cadena pública de hoteles de lujo ubicados en edificios emblemáticos, ha logrado beneficios en 2017 por 17,5 millones de euros,  y otros cuatro millones en 2016, tras seis ejercicios consecutivos de pérdidas. Para salir a flote durante los años de crisis, ha ampliado capital por 152 millones de euros para pagar deudas, mientras realizaba un fuerte ajuste en su plantilla.

Las consecuencias de estos ajustes se siguen centrando en su personal. Los diputados del PSOE Miguel Ángel Heredia y Sebastián Franquis Vera indicaron que sindicatos como CSIF denuncian que la cúpula de la empresa “se niega a negociar un nuevo convenio”, y que la empresa no tiene en cuenta la antigüedad de su personal “desde hace años”.

Los sindicatos denuncian que hay empleados con 20 años de antigüedad que cobran menos de 1.000 euros

"La mejor muestra es la nómina de un empleado que lleva más de 20 años en Paradores y ni siquiera alcanza los 1.000 euros de ingresos al mes", destacan Heredia y Franquis, que citan el caso de un recepcionista, encuadrado en el nivel 3 de la tabla salarial aprobada en 2008, de 47 años y padre de dos hijos, que cuenta con un salario base de algo más de 900 euros.

Esta situación de precariedad, apuntan los legisladores, se extrapolan a otras categorías. Por ejemplo, los jefes de departamento, que pueden llegar a ser la máxima autoridad del establecimiento cuando el director se encuentra ausente, tienen un sueldo que, denuncian, "supera ligeramente los 14.000 euros anuales distribuidos en 14 pagas".

Un jefe de departamento en Paradores, segundo al mando en un hotel, no supera los 1.200 euros de salario

Estos sueldos contrastan, según el CSIF, con las remuneraciones de sus directivos. "La propia presidenta de Paradores, María Ángeles Alarcó, renovada en el cargo hace un año, recibe más de 170.000 euros al año, cifra a la que hay que sumar las dietas a que tienen derecho los directivos de la sociedad pública", remarcan.

Varios años de reducción del personal

En los ejercicios que Paradores estuvo en pérdidas las reducciones de plantilla fueron constantes. En 2014 se despidieron a 350 trabajadores, y en 2015 un ERE dejó sin trabajo a 246 personas. Por otra parte, otros 400 trabajadores vieron reducidas sus jornadas un 25%.

Con este panorama de precariedad, estos diputados del PSOE elevaron una proposición no de ley para instar al Gobierno a que acuerde, entre la dirección de Paradores, los directores de cada establecimiento y los sindicatos, un nuevo convenio colectivo en los próximos tres meses que "reduzca la actual precariedad" de la cadena.