Los precios de los hoteles en Barcelona no levantan cabeza

Pese a la recuperación en la producción hotelera, los precios siguen con niveles muy bajos.

Los precios de los hoteles en Barcelona no levantan cabeza

Aunque la demanda en febrero crecerá a niveles previos al 1-O, las tarifas no logran recuperar los niveles del año pasado

El mercado hotelero de Barcelona ha tenido un cierre de año crítico. Después de la fuerte caída que tuvo que soportar el sector turístico a partir de octubre, este 2018 parece traer nuevas esperanzas al sector gracias a la demanda, pero la recuperación en los índices de precios va a tomar su tiempo. 

El primer mes de 2018 ha terminado con una relativa calma en el sector político, lo que ayudó a mejorar los índices de los precios que, sin embargo, se encuentran bastante lejos aún de lograr los niveles de mediados de 2017.

Un alentador inicio de año

La perspectiva para los próximos meses es de recuperación pero a paso lento. Según datos publicados por la consultora Mirai, enero sirvió como aliciente para la industria hotelera de Barcelona. Aunque el índice de precio sigue en un valor muy negativo del -12%, ha podido recuperar cuatro puntos con respecto al mes anterior.

Los índices de enero en cuanto a demanda y recuperación de los precios dan un respiro a la industria hotelera de Barcelona.

La producción, por su parte, tuvo una notable recuperación el primer mes de este año, y se encuentra muy cerca de superar los valores negativos; de un índice de -20% alcanzado en diciembre (el peor registrado), se ha logrado llegar a un -7% a finales de enero.

Proyección para los próximos meses

Febrero tendrá un compartimento similar a enero, y vislumbra un buen horizonte para la recuperación del sector, lenta pero constante. Aunque el precio seguirá aún en valores bajo cero (-10%), se prevé que la producción alcanzará nuevamente índices positivos, alcanzando un 6%. 

Marzo por su parte pinta un mejor panorama aún. Los temerosos índices del precio estarán muy cerca de superar los valores de menos cero, logrando un -2%. Gracias a que la Semana Santa cae en este mes, se espera una notable alza en la demanda, llevando los índices de producción hasta a un optimista 19%.

Este boom de la producción, sin embargo, tendrá una caída en el mes de abril, alcanzando un índice del 2%. El parte de tranquilidad viene gracias a la estabilidad en los índices del precio, que se mantienen en el mismo valor de marzo del 2%.

Se recupera la demanda pero no los precios

Pese a que la demanda podría caer nuevamente en abril, la constante en la producción hotelera es de recuperación. En enero se ha logrado un 5% más de pernoctaciones que el año pasado y en febrero este índice será un 18% mayor.

No obstante, el drama con el tema de los precios continua, aunque la tendencia es a mejorar, la recuperación tomará más tiempo del esperado. Los valores con los que cierra enero y con los que cerrará febrero todavía están bastante por debajo de los del año pasado.