El Ritz de Madrid se somete a un ambicioso lifting

Entrada del hotel Ritz. Foto: Mandarin Oriental.

El Ritz de Madrid se somete a un ambicioso lifting

El hotel Ritz, propiedad de Mandarin Oriental, será sometido a una renovación que costará 99 millones de euros

Equipo Cerodosbé

Barcelona

23/01/2018 - 13:15h

A fines de febrero el Hotel Ritz de Madrid cerrará sus puertas. Pero no en forma definitiva, sino que será por dos años, hasta fines de 2019, debido a que el lujoso establecimiento será sometido a un proceso de renovación que implicará una inversión de 99 millones de euros.

Esta partida no está muy lejos del dinero que tuvo que poner el grupo saudí Olayan, que hace más de dos años pagó 120 millones de euros por el inmueble cercano a la fuente de Neptuno.

La inversión de Mandarin Oriental, que administra el hotel bajo un acuerdo de gestión a largo plazo, será de 49,4 millones de euros.

Los trabajos de remodelación del Mandarin durarán hasta fines de 2019

Mientras duren las obras la plantilla participará en diversos programas de formación o se le proporcionará asignaciones temporales en otros establecimientos de Mandarin Oriental en preparación para su reapertura.

Los trabajos respetarán la estética Belle Époque que caracteriza al hotel, que cuenta con 106 habitaciones y 47 suites. En el proyecto participan el arquitecto español Rafael de La-Hoz y los diseñadores franceses Gilles & Boissier.

Símbolo del lujo en Madrid

El Ritz ha sido un icono de Madrid durante más de cien años y el grupo hotelero ha señalado que la amplia renovación, combinada con el servicio de Mandarin Oriental, "está diseñada para asegurar su posición como uno de los hoteles más legendarios del mundo".

Desde su inauguración en 1910, el Hotel Ritz ha sido "sinónimo de lujo, confort y excelencia en el servicio" y, con los años, se ha convertido en anfitrión de la realeza, los políticos, los magnates y las celebridades.

La ubicación del establecimiento, en el llamado Triángulo de Oro del Arte por la cercanías de los museos del Prado, el Thyssen-Bornemisza y el de Arte Moderno Reina Sofía, se suma a su atractivo.

Mandarin Oriental y el grupo Olayan compraron el hotel madrileño en 2015 a Belmond Spanish Holdings (la antigua Orient-Express) y Landis Inversiones (sociedad de inversión de Alicia Koplowitz) mediante una sociedad de riesgo compartido en la que cada socio ostenta el 50 %.