Los robos de las ‘ratas de hotel’ castigan a París

Las 'ratas de hotel' se suelen mezclar con los clientes de los hoteles más elegantes de París.

Los robos de las ‘ratas de hotel’ castigan a París

Los robos de bandas conocidas como ‘ratas de hotel’ sacuden al turismo en París. Sus métodos son cada vez más sofisticados

París sufre una plaga de ratas. No de los roedores, que ya son parte del paisaje de la capital, como bien lo retrata la película Ratatouille. Se trata de bandas de ladrones con métodos cada vez más sofisticados, que sacuden la ciudad con sus robos de maletas, carteras y objetos de valor.

Este incremento de la delincuencia está empañando el éxito turístico que está viviendo la ciudad luz. En el 2017 la llegada de visitantes internacionales creció el 17%, y la debacle por los atentados terroristas de los años anteriores queda como una pesadilla cada vez más lejana.

La sofisticación de las ratas de hotel

El comisionado de la policía de París contra el fraude, Tony Mariet, describió al diario Le Parisien que estas bandas conocidas como ‘ratas de hotel’ son especialistas en camuflarse entre los clientes: visten con elegancia, toman un cóctel en el bar, y cuando detectan una cartera o una maleta descuidada, la cogen y se retiran del lugar con toda calma.

“Sus métodos son cada vez más sofisticados” indica la autoridad policial. Otro de los modus operandi es registrarse en un hotel de alta categoría con nombres falsos, y a media mañana, cuando se supone que los huéspedes están paseando o haciendo negocios por la ciudad, entran en las habitaciones para violentar las cajas fuertes y saquear los objetos de valor.

Las ratas de hotel visten con elegancia, toman cócteles en el bar, y están atentos a apoderarse de alguna cartera o maleta descuidada

La zona de acción

Para ello, indica Mariet, estos ladrones son especialistas en violar la seguridad de los dispositivos de cierre de las puertas, así como en burlar las cámaras de seguridad.

Su zona de acción se concentra en el Triángulo de Oro, la zona de París más elegante y de centros de compras más exclusivos, delimitada por los Champs Elysées y las avenidas Montaigne y George V. Pero también roban en otras zonas o en sitios más alejados como Vincennes.

París coloca más policías

La policía de París desplegó una fuerza adicional de 5.000 agentes para brindar más seguridad a sus habitantes y los turistas, pero las ratas de hotel esquivan las detenciones con sutileza.

Además del problema de la seguridad, los hoteles afrontan las lógicas críticas negativas por parte de los damnificados en las redes sociales y en portales como Tripadvisor. Porque ya no se quejan de que le roban la cartera en la calle, sino que regresan a la habitación y la caja fuerte con joyas o el pasaporte ha desaparecido.

“Se trata de criminales profesionales”, dice Mariet, pero no aporta pistas de la cantidad de miembros de las bandas o nacionalidades de sus integrantes. Lo que sí suele suceder es que cada tanto la ola de robos remite, y se debe a que estos ladrones se desplazan a otros destinos, como Roma, para emprender una nueva ola de hurtos. Hasta que sea temporada de volver a París.

Aunque menos sofisticado, en París también se puede ver robos con total descaro a la luz del día, como es el caso de esta unidad de Flixbus que es saqueada por varios individuos.