El Sabadell se desprende de sus últimos hoteles

Barceló Estepona, uno de los últimos hoteles que quedaban en manos del Sabadell.

El Sabadell se desprende de sus últimos hoteles

Banco Sabadell vende los últimos hoteles que tenía en su cartera por 35 millones de euros, que no se habían incluido en el traspaso a Blackstone

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

15/05/2018 - 13:13h

Banco Sabadell ya no tiene más hoteles en su cartera inmobiliaria. La entidad presidida por Josep Oliu completó la desinversión de todos sus activos hoteleros con la venta de los últimos 11 establecimientos, con los que ha ingresado alrededor de 35 millones de euros.

Estos inmuebles habían quedado fuera de la operación del traspaso a Blackstone. En octubre de 2017 el Sabadell vendió el 100% de su gestora Hi Partners por 631 millones, lo que le permitió embolsar plusvalías por 55 millones de euros.

Los once hoteles que vendió el Sabadell eran herencia de los años de la crisis inmobiliaria

En esa operación cambiaron de dueños hoteles como el hotel Sitges Terramar, el Hilton Sa Torre de Mallorca, el Ritz-Carlton Abama y el Abba Acteon de Valencia.

Los que quedaron fuera

Pero había quedado un remanente de 11 inmuebles de tamaño medio, que no están en la primera línea de mar o en sitios turísticos privilegiados.

Según informa La Vanguardia, algunos de estos establecimientos son el Barceló Estepona y el Asta Regia Hotel de Jerez de la Frontera (comprados por Hotusa), el Aparthotel Augusta de Boí Taüll (adquirido por Kesse Invest), el Balt Hotel Spa de Gijón (que se lo llevó Artiem), el Barceló Oviedo (pagado por Barceló) y el AC Lleida (ahora perteneciente a AA Hoteles).

Banco Sabadell se había quedado con estos hoteles como pago de las deudas que tenían contraídas sus propietarios o fruto de ejecuciones hipotecarias por impago, sobre todo en los peores años de la crisis económica.