¿Cuál es el secreto del éxito de los hoteles históricos?

El Parador de Artíes (Lleida) combina modernas infraestructuras en un edificio histórico. Foto: Paradores.

¿Cuál es el secreto del éxito de los hoteles históricos?

Los hoteles históricos ofrecen una experiencia única, pero plantea un complejo desafío de logística e infraestructura para sus propietarios

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

28/06/2019 - 12:08h

En España, Francia, Reino Unido y otros países de Europa hay castillos, palacios e importantes edificios históricos reconvertidos en hoteles. ¿Pero por qué los huéspedes optan por alojarse en sitios alejados de las ciudades, que quizás no tengan las sofisticadas comodidades de un hotel urbano?

La hostelería ha logrado resucitar grandes inmuebles que estaban en decadencia o cuyos dueños ya no podían afrontar el mantenimiento. Son castillos o residencias con cientos de años a cuestas, construidos con materiales como la piedra que están lejos de ofrecer un modelo sostenible.

Imán para el huésped

Pero estos hoteles, casi siempre de alta categoría, son un imán irresistible para los viajeros que buscan una nueva forma de descansar.

Paradores y H10 son las únicas cadenas hoteleras españolas en el ranking de las "más excelentes", según Tripadvisor.
Paradores ofrece la experiencia de alojarse en edificios históricos de España y Portugal.

Es el prestigio de estar en un destino que tiene una historia para contar, y ofrece una experiencia que ningún hotel urbano puede presentar. Y sin contar el anzuelo tecnológico de presumir de la estancia por redes sociales como Instagram.

“Los huéspedes forman parte de la historia de un castillo cuando se alojan en ellos”, dice una directiva de la consultora JLL

“Por una noche o dos los huéspedes comparten la larga historia de esos castillos y palacios, y forman parte de ella cuando la difunden entre sus amigos y familiares”, analiza Jessica Jahns, a cargo del área de investigación para Europa, África y Oriente Medio de la consultora JLL.

[Para leer más: A cuerpo de rey: diez castillos españoles convertidos en hoteles]

Pero que un hotel esté en un edificio antiguo no significa que pueda ofrecer un servicio de calidad. Más bien es al contrario, es un desafío más complejo que administrar un establecimiento moderno.

Serán bonitos, pero poco sostenibles

“Hay una gran demanda para rehabilitar edificios históricos en hoteles, pero los desarrolladores tienen que considerar la sostenibilidad del inmueble y si pueden reconvertirlo en el establecimiento que proyectan”, precisa Rob Lewis, director de Desarrollo de Proyectos en JLL.

Alquilar este castillo en West Buckland (Gran Bretaña) en Airbnb cuesta más de 4.300 euros por noche.
Adaptar las antiguas residencias a las exigencias de los huéspedes no es sencillo.

El negocio ha tomado tal velocidad que se extendió a plataformas como Airbnb, que en su catálogo de más de cinco millones de propiedades incluye abadías, castillos y palacios de alta categoría.

Los huéspedes de este tipo de hoteles pagan tarifas altas para tener una experiencia única, pero los diseños modernos no siempre encajan en edificios de paredes gruesas, ventanas minúsculas, techos altos y escaleras por doquier.

Edificios protegidos

Además cabe recordar que muchos de estos inmuebles históricos están protegidos por leyes de preservación y no se puede alterar ni su fachada ni su interior.

Este es uno de los problemas que suele tener la cadena española Paradores, que tiene unos altos costes de mantenimiento de su red de hoteles ofrecidos en edificios centenarios.

Los diseños modernos no siempre encajan en edificios de paredes gruesas, ventanas minúsculas, techos altos

Hay algunos inmuebles, como antiguos palacios de justicia, que pueden adaptarse rápidamente para ofrecer numerosas habitaciones y que cuentan con varias puertas de entrada para diferenciar el acceso de los huéspedes de los servicios.

Casa Palacio María Luisa cuenta con dos restaurantes La Terraza y T22.
La Casa Palacio María Luisa es un buen ejemplo de un hotel de lujo adaptado en una antigua residencia.

Pero en otros hay problemas hasta para instalar un ascensor, y el desafío no es solo buscar la comodidad para el huésped, sino también que los servicios y la logística puedan funcionar con efectividad.

Un hotel para disfrutar todo el tiempo

A diferencia de los hoteles urbanos, donde el huésped llega, duerme y se va a recorrer la ciudad o realizar negocios, “en los palacios buscan disfrutar de su estancia puertas adentro o en los parques el máximo de tiempo posible”, indica Lewis.

[Para leer más: Ocho palacios y edificios históricos que puedes alquilar por Airbnb]

Por ello estos hoteles de alta categoría ofrecen servicios como spa, restaurantes de alta gama, catas de vino y programas de paseos por la naturaleza así como talleres especializados en historia para que tengan una inmersión total con el establecimiento y su entorno.

El Arco del Almirantazgo acogerá al futuro hotel de Waldorf Astoria en Londres.
El Arco del Almirantazgo acogerá al futuro hotel de Waldorf Astoria en Londres.

Estos programas, así como una cuidadosa renovación interior que pueda combinar una infraestructura antigua con servicios y amenities modernos ayudará a captar a clientes de todas las edades, y cuanto más jóvenes, mejor; para proyectar el negocio a largo plazo, indican los expertos de Estado consultora.