Seis hoteles para soñar con el invierno y la nieve

En los Alpes, los Dolomitas, Aspen... estos son las novedades más estimulantes de la temporada para esquiadores (y no esquiadores). Foto: Le Coucou.

Seis hoteles para soñar con el invierno y la nieve

Nuevos hoteles de Niseko a Aspen pasando por los Dolomitas y los Alpes que nos hacen desear que el invierno nos deje las primeras nevadas

Mar Nuevo

Madrid

11/10/2019 - 19:12h

Aunque el verano se resista a abandonarnos, el invierno llegará y, con él, las ganas de esquí, de calditos y chocolates calientes, de apres ski, spa, cenas de montaña y copas en torno a la chimenea. Estos son algunos de los nuevos hoteles de la temporada para desear sacar ya bufandas y guantes.

De Francia a Japón y de Suiza a los Estados Unidos, recorremos los dominios de Méribel, Arosa, Dolomitas, Niseko, Park City y Aspen para descubrir los nuevos y más exclusivos hoteles de nieve de la temporada.

Le Coucou se inspira en la estética de los elegantes chalets franceses pero con un diseño interior que apuesta por el minimalismo y el lujo

[Para leer más: Así es el hotel suizo que lleva el esquí al siguiente nivel]

Le Coucou (Méribel, Francia)

En el valle de Tarentaise, en los Alpes franceses y cerca de la ciudad de Moûtiers se alza la estación de Méribel, que se enmarca en el dominio de los Tres Valles.

Esta temporada merece la pena reservar un fin de semana para descubrir su nuevo hotel de cinco estrellas, Le Coucou.

Inspirado en la estética de un elegante chalet francés, el establecimiento, que extiende por la ladera sus diez pisos de forma escalonada, cuenta con un interior de diseño a cargo de Pierre Yovanovitch que juega con los conceptos del clasicismo alpino con un aspecto contemporáneo y minimalista, pero cálido y original.

Hotel Le Coucou spa.
Spa con vistas de Le Coucou.

De un minimalismo que entronca con el lujo extremo, Le Coucou cultiva como pocos el arte del contraste entre lo monumental y lo íntimo, las líneas geométricas y los volúmenes, la innovación y lo vintage.

Con 55 habitaciones, cuenta también con dos restaurantes a cargo del chef Riccardo Giraudi y un spa con vistas panorámicas, así como piscina exterior.

Además del esquí ofrece otras experiencias alucinantes que van del trineo guiado por ponis a sobrevolar las montañas en globo aerostático.

Valsana (Arosa, Suiza)

En uno de los extremos del valle de Schanfigg, en Suiza, y a una altura aproximada de 1800 metros se abre un mundo de picos alpinos que ofrece un excelente dominio de esquí.

Valsana introduce un soplo de aire fresco en el valle suizo de Schanfigg gracias a su innovador diseño

Allí se encuentra el ya famoso Tschuggen Grand Hotel, con su telesilla privado y su característico y ultramoderno spa diseñado por Mario Botta. Y, a partir de este invierno, incorpora un nuevo establecimiento: Valsana.

A la entrada del pueblo y rodeado por el bosque y el lago de Arosa, dispone de espectaculares vistas a las montañas, que inspiran, además, su arquitectura y diseño interior, sin renunciar a las últimas tecnologías disponibles minimizar el impacto del hotel en el medio ambiente (por ejemplo, no emplea petróleo ni gas para producir energía).

Cuenta con 40 habitaciones con una estética refrescante y totalmente alejada de los motivos de renos y pieles y nueve apartamentos, todos con balcón, así como un gran restaurante con terraza que se abre al sol invernal y un spa de 800 m2 con vistas al bosque de Arosa.

Valsana Hotel. Foto Valsana.
Valsana Hotel. Foto Valsana.

El telesilla más cercano está a apenas un par de minutos y nos abre la posibilidad de esquiar en más de 225 km de pistas. Además el hotel cuenta con sus propias propuestas de ocio que van de las clases de yoga los paseos con raquetas o el golf sobre hielo en el lago.

Adler Lodge Ritten (Dolomitas, Italia)

Sus responsables lo definen como una ‘pequeña maravilla que evoca un gran asombro’ y es que Adler Lodge Ritten tiene un poder magnético y hechizante que debe a un entorno mágico entre montañas pero también a un diseño evocador, basado en las viviendas rurales de los Alpes pero con saunas privadas y balcones con vistas al majestuoso Rosengarten.

Los materiales naturales y las construcciones sostenibles son la tónica tanto en resort -con un edificio principal y otros dos con 10 junior suites cada uno- como en las cabañas, con suelos de madera y amplias ventanas de cristal que hacen que los límites entre interior y exterior prácticamente se desvanezcan y que permiten disfrutar de la naturaleza con el más elevado nivel de confort.

Ritter Dolomitas
Además del edificio principal con suites, restaurante y spa, cuenta con idílicas y lujosas cabañas. Foto: Adler Lodge Ritten.

Ubicado en el Tirol del sur, a un corto trayecto de la ciudad de Bolzano, cerca de la frontera con Austria, el edificio principal cuenta con bar, restaurante y spa.

[Para leer más: Copenhague estrena una pista de esquí sobre una montaña de residuos]

Park Hyatt Niseko, (Niseko, Japón)

La japonesa isla de de Hokkaido, al norte del país, guarda con celo Niseko, uno de los mejores dominios esquiables del mundo -sin duda, el mejor de Asia- y que, además, suele aparecer en el Top-3 de estaciones del mundo con mas precipitación anual.

Bajo la denominación Niseko United se engloban en realidad cuatro estaciones, una zona que los hoteles de alta gama colocan cada vez más en su radar, como atestigua la inauguración del Park Hyatt Niseko Hanazono, prevista para principios de 2020.

Park Hyatt Niseko
La cadena traslada a las pistas su característico y refinado estilo. Foto: Hyatt Hotels.

En un espectacular paisaje natural con impresionantes vistas de las cordilleras Annupuri y el Monte Yotei, el hotel encarna el lujo característico de la firma con un total de 100 habitaciones de gran tamaño así como 11 restaurantes y bares donde disfrutar de diferentes experiencias gastronómicas que incluyen cocina local, sushi, italiana, china, teppan yaki, robata (técnica similar al grill) y vinoteca.

Lodge at Blue Sky (Park City, EEUU)

Lo más nuevo de Auberge Resorts Collections, que cuenta en su portfolio con establecimientos como el Hotel Jerome en Aspen (Colorado) y el Auberge du Soleil de Napa Valley, es el Lodge at Blue Sky, en Utah, un hotel directamente inspirado en los picos de las montañas y las ondulaciones del valle en el que se inserta (un antiguo rancho con más de 14.000 m2.

El Lodge at Blue Sky cuenta con 22 'eart suites' que parecen emerger directamente de la tierra, potenciando la sensación de contacto con la naturaleza

Así, la construcción en madera, los techos altos y las amplias ventanas panorámicas destacan las imponentes vistas y refuerzan la sensación de inmersión en la naturaleza.

Earth Suite During Daytime Lodge at Blue Sky
Earth Suite. Foto: Lodge at Blue Sky. 

En el edificio principal se ubican 19 habitaciones y suites, muchas con terrazas y vistas a la montaña, así como el restaurante, bar, salones y piscina infinita.

Además, el complejo cuenta con otras 22 ‘earth suites’ o cabañas que emergen directamente de las laderas de las montañas, como si fueran extensiones naturales de la tierra, con vistas al cañón Alexander y terraza privada con chimenea al aire libre.

Entre los extras que ofrece el alojamiento se cuenta un servicio de heliski con acceso exclusivo a tres zonas privadas de esquí en las montañasa de Uinta y Wasatch, con alrededor de 800 km esquiables.

W Aspen (Aspen, EEUU)

Abierto el pasado mes de agosto, lo que lo convierte en el hotel más nuevo de uno de los dominios preferidos por la jet set global, el W Aspen combina lujo alpino con atrevidos toques de diseño.

W Aspen
La terraza del W Aspen, que abrió sus puertas el pasado mes de agosto. Foto: W Hotels.

Con 88 habitaciones y 11 residencias, quizás su espacio más atractivo sea la azotea con bar y piscina climatizada y vistas directas a la montaña de Aspen y que llaman Wet Deck. Además, durante la temporada se organizan eventos como bailes y fogatas en los que exprimir a fondo la experiencia.