Solo para mujeres: el turismo avanza en la hipersegmentación

El hotel Som Dona en Mallorca será el primero exclusivamente para mujeres en España.

Solo para mujeres: el turismo avanza en la hipersegmentación

La apertura de un hotel exclusivamente para mujeres en Mallorca avanza en la tendencia de hipersegmentación e hiperespecialización del sector

Una arquitecta, una interiorista, una directora de recursos humanos e, incluso, una jefa de obra ponen cara a Som Dona, el primer hotel español dirigido exclusivamente a la clientela femenina que abrirá las puertas la próxima primavera en Porto Cristo (Mallorca) y que avanza en una tendencia de hiperespecialización que, en este caso, pone a la mujer en su punto de mira.

Perteneciente a la cadena Som Hotels, que cuenta con un total de cinco establecimientos en Baleares, el proyecto nace de “una mezcla de innovación, oportunidad y tendencia”, señala el CEO de la cadena, Joan Enric Capellà.

Su construcción coincide con un momento de pujanza del feminismo, un concepto, sin embargo, del que Capellà se desliga totalmente: "se trata de un producto que responde a una tendencia de mercado"

Innovación y tendencia

Ideado originariamente para mujeres homosexuales, “fue precisamente la consultoría con grupos de lesbianas la que nos convenció de crear este concepto para mujeres, abierto a aquellas que viajan solas, madres e hijas, grupos de amigas, equipos deportivos o grupos de interés de cualquier tipo, pero con el matiz femenino”.

Su construcción coincide con un momento de pujanza del feminismo, un concepto, sin embargo, del que Capellà se desliga totalmente. “No se trata de un hotel reivindicativo o feminista entendido como ideología, sino que está más relacionado con la innovación: se trata de crear producto para dar respuesta a una tendencia de mercado”.

El nicho existe: cada día nacen compañías enfocadas a mujeres en todos los ámbitos, desde empresas de taxis a gimnasios, aseguradoras, espacios de coworking o agencias de viajes

De hecho, asistimos a la creación de todo tipo de compañía enfocadas a mujeres en todos los ámbitos, desde empresas de taxis a gimnasios, aseguradoras, espacios de coworking o agencias de viajes, señala el directivo. A ello se unen los datos que muestran que las mujeres viajan cada vez más.

Hotel Som Dona render.
El hotel abrirá su restaurante y top roof a clientes no alojados, pero solo a mujeres.

“Realizamos una encuesta a las clientas de nuestros otros establecimientos en Mallorca, preguntando si viajarían a un hotel solo para mujeres si ofreciese determinados servicios. Más del 70% nos dijo que vendría. Y nos lanzamos”.

Nuevo nicho de mercado

“Los viajes para mujeres responden a los nuevos comportamientos turísticos que tratan de desvincularse de los formatos tradicionales masivos e indiferenciados”, señala Luis Gómez Encinas, tutor especialistas área de Agencias de viajes en Cesae Business & Tourism School.

A partir del de una experiencia personalizada y a la carta, “las empresas turísticas fragmentan y multiplican la oferta, buscando nichos de mercado cada vez más específicos”, añade este experto, que encuadra aquí el hotel exclusivamente para mujeres.

Además de la búsqueda de nicho, añade "estamos en un momento social y cultural en el que la perspectiva de género ha adquirido una importancia máxima, y eso se traslada al ámbito turístico con una concepción de las relaciones personales, la seguridad, la sensibilidad y, en definitiva, la filosofía del viaje vacacional basada en un enfoque femenino".

El hotel, con restaurante y top roof abiertos al público no alojado –pero únicamente femenino, por supuesto- contará con un amplio espacio de wellness, actividades en el exterior y una oferta de gastronomía saludable

En este sentido se manifiesta también la investigadora experta en turismo y ocio y profesora de Ostelea School of Tourism and Hospitality Sheila Sánchez Bergara. “Hablamos de una tendencia claramente emergente, apoyada en cambios sociológicos que explican el boom del de este nicho turístico”.

Cada vez existen más mujeres jóvenes, empoderadas, con gusto por viajar, conocer otras culturas y moverse, no atadas a un lugar ni a una persona como la pareja, o que se reserva espacios exclusivos para ella, relata la docente. “También crece el peso de las mujeres de la generación Z, tecnológicas, muy activas y dinámicas, para quienes el viaje es parte de su adn”. Unas y otras viajan cada vez más, y demandan servicios específicos, en su opinión.

Qué quieren las mujeres

¿Y qué buscan las mujeres que viajan? ¿Cuáles son los servicios específicos que justifican desde agencias de viajes a hoteles exclusivos para ellas?

Para el responsable de Som Hotels, “lo que ofrecemos en Som Dona es un oasis de descanso, de desconexión, de relax, favorecido por nuestra ubicación, rodeada de bosques, y apartado de la mirada masculina”.

Las habitaciones contarán con más espacio, por ejemplo en el tocador, y algunos detalles exclusivos, “pero alejados del estereotipo del rosa”, señala el directivo

El hotel, con restaurante y top roof abiertos al público no alojado –pero únicamente femenino, por supuesto- contará con un amplio espacio de wellness, multitud de propuestas de actividades en el exterior y una oferta de gastronomía saludable.

Hotel Som Dona en Porto Cristo, Mallorca.
Más que por sus instalaciones, el hotel quiere distinguirse por su propuesta de actividades para mujeres.

La construcción avanza a toda marcha. En las habitaciones, diseñadas por un equipo también de mujeres, “no habrá grandes cambios respecto a lo que ofrecemos en otros establecimientos de la cadena, que seguirán una línea de innovación, confort y vanguardia”.

Sí contarán con más espacio, por ejemplo en el tocador, y algunos detalles exclusivos, “pero alejados del estereotipo del rosa”, apostilla Capellà. Sin embargo, añade, “lo más importante no estará en las instalaciones, sino en lo que pase en el hotel, en las experiencias que ofreceremos”.

La socialización se erige en uno de los puntos fuertes de la oferta: ofrecer un espacio donde mujeres que viajen pueden conocer a otras con sus mismas inquietudes o intereses

“De hecho, queremos ser referente en la organización de foros, encuentros y actividades enfocados a la mujer”. Así, la socialización se erige en uno de los puntos fuertes de la oferta: ofrecer un espacio donde mujeres que viajen pueden conocer a otras con sus mismas inquietudes o intereses.

Lugar para socializar

En este sentido coincide con la apuesta de Carolina Esteller, fundadora y directora de la agencia de viajes Mujer y viajera. Con casi diez años de vida, la empresa es una de las pioneras en la creación de producto turístico específico para mujeres. El tiempo le ha dado la razón: 2018 cerrará con el de mayor facturación de su historia, llegando casi a triplicar sus ventas.

Mujer y viajera. Las mujeres viajan cada vez más.
La agencia Mujer y viajera cerrará 2018 triplicando sus ventas.

Pese a asistir a un cambio de perfil en la mujer que viaja sola (que ha pasado de mayores de 45 años a entre 25 y 35), su inquietud es idéntica: quieren viajar integrándose en un grupo con otras mujeres que compartan sus inquietudes.

La razón por la que optan por una empresa que da servicios exclusivamente a mujeres, señala Esteller, “es el de encontrar una comunidad, conocer a gente, entablar amistades”.

Pese a asistir a un cambio de perfil en la mujer que viaja sola (que ha pasado de mayores de 45 años a entre 25 y 35), su inquietud es idéntica: quieren viajar integrándose en un grupo y conocer a otras mujeres que compartan sus inquietudes

Las mujeres que viajan solas o con amigas, especialmente a destinos remotos, según su experiencia “rehúyen de los grupos mixtos porque casi siempre están llenos de parejas y se sienten excluidas”.

La empresa ofrece también servicios enfocados a mujeres, especialmente experiencias en destino, como yoga, masajes ayurvédicos o talleres de joyas, pero también el contacto con comunidades locales a través de guías –mujeres- que les introducen en la cultura del destino, o la participación en proyectos solidarios en destino.

Sobre la posibilidad de planificar estancias en hoteles exclusivos para mujeres en sus viajes, Estaller se muestra receptiva: “si ofrecen servicios y experiencias que encajen con nuestra propuesta perfectamente los incluiría”, señala.