Husa baja la persiana a 15 negocios en 2012

Husa baja la persiana a 15 negocios en 2012

Los cierres se enmarcan en un plan de reestructuración para evitar la quiebra

Gabriel Trindade

20/02/2013 - 21:11h

El presidente de Husa, Joan Gaspart. EFE
Joan Gaspart mueve ficha. El presidente de la cadena Hosteleria Unida (Husa) ha culminado el grueso de la reorganización de su compañía, que atraviesa una situación económica muy complicada. Tras renegociar una deuda de 48 millones con la banca, Gaspart ha segmentado sus negocios en cuatro divisiones. En ese trámite, el también vicepresidente de la CEOE ha echado el cierre a 15 negocios en el último año. Y no serán los únicos.

Gaspart ha adelgazado la histórica compañía para evitar su quiebra. "En 2012 se han dejado negocios que no eran rentables", explican fuentes del grupo. Remarcan que no todos han sido cierres: "Hay varios contratos de explotación que no se han renovado". Tras la purga, la cadena cuenta con 73 hoteles, además de compañías dedicadas a ofrecer servicios de cátering o hostelería, entre otros.

Los mismos interlocutores reconocen que a lo largo de este año se abandonarán más líneas de negocio. Casi se da por seguro que no se renovarán los contratos con dos hoteles con los que cumplen con el tiempo de gestión pactado.

Los hijos de Gaspart, en la gestión


La nueva estructura de Husa está formada por cuatro divisiones: la principal, que agrupa la mayor parte del negocio; la internacional; la de nuevos negocios; y la de sociedades no consolidadas. El peso de la primera recae en un alto cargo de la cadena, Artur Cardona. Las otras se dividen entre los hijos de Gaspart: Joan, Guillermo y José.

Fuentes de la compañía indican que la división internacional continuará con los planes de expansión en el Caribe. La cadena anunció hace unos meses su intención de ampliar su presencia en Cuba con establecimientos en la Habana, Varadero y Santiago en un plazo de cuatro años. Además, también preveía la inauguración del tercer hotel en Marruecos, el Palais Riad Batoul de Marrakech.

Nuevos negocios y no consolidadas

La división de nuevos negocios tiene en cartera reactivar varios proyectos. Entre ellos, el barco hotel de cinco estrellas Sunborn, que debería haber atracado en el puerto del Parc del Fòrum (Barcelona) en 2008.

Por su parte, la división de sociedades no consolidadas tendrá una función de cajón de sastre. Entre otros negocios, gestionará los hoteles del País Vasco.

Situación económica

Con estos movimientos, Gaspart espera capear la crisis económica en que Husa se encuentra sumergida y volver a la senda de los beneficios. Desde 2009, la cadena ha acumulado 38,7 millones en números rojos. Hasta mediados de 2012, el grupo registraba unas pérdidas de 10,8 millones de euros.

Un año antes, Husa logró cerrar las cuentas con 9,7 millones de beneficios. Sin embargo, el resultado fue un espejismo. El beneficio se consiguió tras vender una de las joyas de su corona, el Hotel Palace, por 68 millones de euros. Fuentes de Husa indican que no se espera vender más patrimonio. "Aunque si viene una oportunidad, nos lo pensaremos", reconocen.

Trabajadores

Por otro lado, un portavoz de la compañía indica que en los próximos meses se procederá a poner al día los pagos con los trabajadores.

Tras la renegociación de la deuda bancaria de 48 millones de euros con la que se consiguió una carencia de 18 meses en el pago principal e intereses, Husa se comprometió a dar prioridad a la liquidación de nóminas y facturas a proveedores atrasadas.