Hyatt Regency entra en Barcelona por la puerta grande

La fachada del hotel es una de las más reconocidas al llegar a Barcelona. Foto: Hyatt Regency Barcelona Tower

Hyatt Regency entra en Barcelona por la puerta grande

El primer hotel de la esta marca de Hyatt apunta al viajero corporativo con un ambicioso despliegue de tecnologías y facilidades para eventos

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

12/02/2020 - 15:57h

El flamante Hyatt Regency Barcelona Tower aspira a conquistar al podio de los hoteles pensados para el viajero de negocio, gracias a su despliegue de salones e infraestructuras y a su cercanía con el principal centro de convenciones de la ciudad.

Técnicamente el hotel no es nuevo: hasta hace poco allí funcionaba el Hesperia Tower, pero gracias a la alianza entre esta compañía y la cadena norteamericana se entregó la comercialización del inmueble a Hyatt, que emprendió una inversión de 10 millones de euros.

Una postal reconocible

El edificio de 105 metros de altura y 29 plantas, diseñado hace 20 años por el arquitectura Richard Rogers, es una de las postales más conocidas cuando se llega a Barcelona desde el aeropuerto o las ciudades del sur, con su cúpula de vidrio que la lengua popular bautizó como ‘el ovni’.

El edificio del Hyatt Regency Barcelona Tower cuenta con 105 metros de altura, coronado por una cúpula de vidrio

En este espacio se instalaron varios restaurantes de primera línea, y el último proyecto involucró a los chefs Jon Giraldo y Jaime Lieberman con el Ovnew, pero actualmente el hotel está redefiniendo su futuro y, por lo pronto, se usará para actos sociales o corporativos.

El  Regency Club funciona como 'un hotel dentro del hotel'. Foto: Hyatt Regency Barcelona Tower

El  Regency Club funciona como 'un hotel dentro del hotel'. Foto: Hyatt Regency Barcelona Tower

Opciones gastronómicas

De todas maneras el nuevo hotel cuenta con dos restaurantes. Uno es el Terrum, con un concepto de cocina de proximidad “y sin artificios”, indican en Hyatt, que tiene a Óscar Velasco (del premiado Santceloni) como asesor.

[Para leer más: La moratoria de Colau da alas al boom hotelero de L’Hospitalet]

El otro local es Axis, com una propuesta gastronómica más informal que se puede conocer en la nueva terraza que se abrió junto al lobby.

El restaurante . Foto. Hyatt Regency Barcelona Tower

El restaurante Terrum. Foto: Hyatt Regency Barcelona Tower

Tecnología de vanguardia

En este espacio se encuentra una gigantesca pantalla de tecnología led de 27 x 7 metros, una de las más grandes en un hotel de Europa. Esta tecnología será un atractivo para la realización de presentaciones en las instalaciones del hotel.

Precisamente Hyatt no escatimó esfuerzos en dotar de una infraestructura de vanguardia para la organización de eventos.

Salas para eventos

El hotel cuenta con un total de 5.000 metros cuadrados que se adaptan en varios salones, que pueden atender hasta un máximo de 1.800 personas; que se suman a un auditorio capaz de alojar a 500 asistentes.

Estas facilidades se complementan con la ubicación del hotel. El barrio que lo rodea, Bellvitge en L’Hospitalet, tiene poco atractivos para el viajero, pero aquí lo importante es la facilidad de comunicaciones con el aeropuerto de El Prat y el centro de la capital catalana.

Hyatt Regency Barcelona Tower King Room City Views1

Las habitaciones se decoraron en tonos suaves. Foto: Hyatt Regency Barcelona Tower

Asimismo, está a muy poca distancia del complejo Fira Barcelona, epicentro de las ferias más importantes de la ciudad.

Las habitaciones por dentro

Las habitaciones fueron redecoradas en un estilo moderno, en donde se recurrió a una paleta de tonos suaves y ligeros.

De los 280 dormitorios, 41 son suites. Todos están equipados con dispositivos como pantallas inteligentes de televisión de 65 pulgadas.

El hotel cuenta con 280 habitaciones, 41 de ellas suites, decoradas en tonos suaves

En la quinta planta se encuentra el servicio Regency Club, que se presenta como “un pequeño hotel dentro del hotel”.

Se trata de un servicio privado, con atención personalizada, donde los huéspedes disponen de tres salas de reunión, servicio de recepción y conserjería, una zona de desayuno buffet privado y un centro de negocios.