Hyatt sufre para competir contra Airbnb

Hyatt invierte 19 millones de euros adicionales en su plataforma de pisos turísticos Oasis.

Hyatt sufre para competir contra Airbnb

Hyatt invierte 19 millones de euros adicionales en su plataforma de pisos turísticos Oasis, un negocio que no termina de despegar

Hyatt sigue buscando fórmulas para integrar los alojamientos privados en su modelo de negocio. Sin embargo, un año después de entrar en Oasis, las expectativas no se cumplen y se ha visto obligado a invertir 18’9 millones de euros más en un negocio que experimenta constantes déficits en el flujo de caja operativo.

El negocio de los pisos turísticos se complica para las grandes hoteleras. Es el caso de la estadounidense Hyatt Hotels Corporation o la francesa Accor Hotels, que se han encontrado más problemas de los previstos con sus apuestas en plataformas extrahoteleras –Oasis y Onefinestay respectivamente-.

En el caso de Hyatt, las dificultades con Oasis apuntan a la escalabilidad del negocio y las sinergias que se esperaban lograr a través de la alianza, según explica su director financiero Pat Grismer.

La integración no funciona

Las diferencias en la administración de dos modelos de alojamiento tan diferentes lastran la integración de los alojamientos privados como nueva unidad de negocio para las hoteleras.

Las diferencias en la administración de dos modelos de alojamiento tan diferentes lastran la integración de los alojamientos privados como nueva unidad de negocio para las hoteleras

En concreto, la necesidad de mano de obra para la gestión y mantenimiento de las viviendas se erige como principal traba, así como la exigencia de un perfil diferente de profesionales.

Como también señalase anteriormente el CEO de AccorHotels, Sebastien Bazin, “se necesita gente en el terreno para brindar todo el servicio”. Es el caso de Airbnb, que se ha adelantado a través de la externalización de servicios, pero siempre con mano de obra en cada destino para brindar los servicios que el sistema demanda.

Bruselas advierte a Airbnb que debe mejorar su política de información de precios.
El personal para atender los pisos turísticos es la principal traba en su gestión.

La solución tiene dos posibles vías para los hoteleros: o bien adoptan el modelo desarrollado por los gerentes de alquileres vacacionales profesionales, o bien aprovechan la mano de obra que ya tienen los hoteles en la gestión de las viviendas cercanas.

Las hoteleras se debaten entre adoptar el modelo desarrollado por los gerentes de alquileres vacacionales profesionales, o bien aprovechar la mano de obra que ya tienen los hoteles para atender las viviendas

Vivienda privada con servicios de hotel

Así, y además de permitir a los huéspedes de Oasis acceder a las comodidades e instalaciones de los hoteles Hyatt próximos, la compañía podría estar barajando utilizar su personal, especialmente en el servicio de limpieza, para dar servicio a los pisos turísticos integrados en la plataforma.

Pese a los tropiezos de Hyatt o Accor, que adquirió Onefinestay en 2016 por 144,6 millones de euros, con la integración de modelos, la popularidad de los pisos turísticos y la demanda de los consumidores apuntan a que la fórmula de alquiler de viviendas particulares no desaparecerá en el corto plazo.

En tanto, los hoteleros siguen debatiéndose entre participar de este segmento del negocio, que podría convertirse en una fuente importante de beneficios en el futuro, como Hyatt y Accor Hotels, o mantenerse totalmente al margen, como es el caso de Hilton, entre otros.