Incremento de un 16% de ocupación en los hoteles de Iberostar en Canarias

Incremento de un 16% de ocupación en los hoteles de Iberostar en Canarias

La cadena abrirá con el Mencey, en Tenerife, su nuevo segmento de hoteles urbanos de gran lujo en España

Michel Jorge

05/10/2011 - 18:40h

A la cadena Iberostar Hotels & Resorts le ha sentado bien el ejercicio 2011 en Canarias. Los hoteles del grupo en el archipiélago han tenido un incremento de la ocupación del 16% en lo que va de año, hasta septiembre, comparado con los mismos resultados del 2010. Mejores noticias están por llegar, ya que por las reservas contratadas por los touroperadores hasta final de la temporada alta, es decir, hasta el mes de marzo próximo,  "nuestra la previsión es que siga mejorando sobre el incremento ya producido en el año", han declarado fuentes de la compañía

Los representantes de la cadena rechazan por activa y por pasiva responder a rumores sobre su presencia y planes en las Islas, aunque profesionales del sector conocedores de la empresa Iberostar recuerdan que la firma llegó a plantearse en su momento la venta de sus activos allí. La nueva coyuntura económica y las previsiones de overbooking de reservas para el destino de cara al próximo invierno pueden haber dado una vuelta de tuerca completa a aquellas pretensiones iniciales. En la actualidad, el grupo dispone de 14 hoteles en el Archipiélago, de los que siete están situados en Tenerife, tres en Fuerteventura, tres en Lanzarote y uno en Gran Canaria.

Los portavoces de Iberostar consultados señalan que la realidad la marca la apertura de nuevos establecimientos como el Mencey, ‘buque insignia’ del nuevo producto hotelero que pretende desarrollar.

Nuevo segmento de hoteles urbanos de gran lujo en España

Y es que Iberostar inaugurará el próximo 11 de noviembre el Iberostar Grand Hotel Mencey en la capital tinerfeña, tras realizar una inversión de 25 millones de euros en modernización de las instalaciones. Con la reapertura del emblemático Mencey, la cadena da un segundo paso (el primero en España) en la estrategia de implantación de hoteles de gran calidad en destinos urbanos, tras la apertura del Iberostar Grand Hotel Budapest.

El inmueble se encuadra dentro de la categoría ‘The grand collection’ que aglutina los hoteles Gran lujo de la citada cadena, en un ambiente de tradición histórica, en un edificio protegido, con estándares de calidad y servicio del siglo XXI. Iberostar ha logrado por concurso la concesión de este hotel por 30 años, y que antes lo explotaba Starwood Hotels & Resorts. El Mencey contará con menos habitaciones a la vez que se ha ampliado el espacio de los alojamientos y conserva el estilo arquitectónico clásico de grandes espacios y jardines.

El Santa Catalina, otro hotel para el lujo

La cadena balear está interesada en consolidar este segmento y no desmiente que en las Islas Canarias pudiera acometer otro establecimiento de gran lujo, si bien el único que reúne estas características –incluida la protección como edificio histórico- es el Hotel Santa Catalina, en la capital grancanaria. El hotel fue construido en 1890 y remodelado por el Mando Económico a mediados del siglo pasado.

El inmueble no está en venta por el momento, dado que es propiedad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y la concesión administrativa que obtuvo la empresa Jupama (Juan Padrón Machín) no vence hasta dentro de cuatro años. Con todo, el final de la concesión podría adelantarse el final de la concesión al no contar con las instalaciones del casino con que fue abierto inicialmente. El actual concesionario instaló en su interior el Casino de Las Palmas, que tuvo un gran éxito inicial pero ya ha sido trasladado a otro local en la zona portuaria.

Respecto al futuro de este hotel, el actual concejal de Turismo, Pablo Barbero (profesional turístico que también estuvo vinculado al Santa Catalina), reconoce que hay algunas empresas interesadas por el mismo. "Tiene muchos pretendientes" pero tendrá que salir a concurso "como máximo" dentro de cuatro años con algunas condiciones, entre las que destacó la remodelación del inmueble y un canon que el Ayuntamiento destinaría íntegramente a consolidar la política de mejora y promoción turística municipal.