Jordi Clos se desprende del 5,6% del capital de Metrópolis

Jordi Clos se desprende del 5,6% del capital de Metrópolis

El hotelero barcelonés intercambia sus acciones de la inmobiliaria de los ricos catalanes por dos hoteles propiedad del grupo incorporados a la cadena Derby

Xavier Salvador

30/07/2013 - 02:00h

Después de largas negociaciones, el hotelero barcelonés Jordi Clos ha llegado a un acuerdo con la inmobiliaria de los ricos catalanes, Metrópolis, para intercambiar el 5,6% del capital que poseía en esta compañía por dos hoteles en las ciudades de París y Londres.

La operación ha sido valorada en unos 120 millones de euros, según ha podido saber Economía Digital.

La transacción se cimentó hace unas semanas. En las últimas horas, ambas partes han consentido en firmar la documentación que avala los acuerdos. El propietario de la cadena Derby Hotels, presidente del gremio de hoteleros barcelonés, y máximo responsable del museo egípcio de la capital catalana, ha cerrado un acuerdo con sus antiguos socios de Metrópolis en el que ha participado de manera intensa Josep Maria Xercavins, el que fuera hombre fuerte del grupo inversor.

París y Londres


La inmobiliaria compró dos hoteles, uno en París y otro en Londres, de los que Clos se hizo responsable en cuanto a la gestión operativa. Pasado un tiempo, Derby Hotels tenía la posibilidad de hacerse con el control de la propiedad.

Sin embargo, la marcha poco uniforme de la inmobiliaria ha llevado al hotelero a negociar una actualización de los acuerdos alcanzados años atrás. La situación no ha sido fácil. Al contrario, los propietarios no se ponen de acuerdo en qué decir ni cómo presentar el convenio finalmente suscrito.

¿Autocartera?

El capital del hotelero (el 5,6% de las acciones) pasará de forma inicial a la autocartera del grupo, aunque fuentes empresariales consultadas señalan que existe interés de algunos inversores por tomar ese porcentaje del capital.

Jordi Clos fue uno de los impulsores de Metrópolis en su etapa fundacional. Ahora ha dimitido también como presidente de Metroinvest, una filial de Metrópolis a través de la cual los accionistas y clientes de primer nivel de La Caixa podían invertir en el mercado inmobiliario.