La calidad de los hoteles españoles se oxida tras el verano

La calidad de los hoteles españoles se oxida tras el verano

El sector suma dos trimestres a la baja en el Hotels Quality Index aunque mantiene un nivel competitivo

El precio medio de los hoteles sube un 2,6% respecto a octubre de 2013.
Los turistas cada vez están menos contentos con el sector hotelero. El Hotel Quality Index ha rebajado la calidad de los establecimientos españoles y suma dos trimestres a la baja. Pese a todo, el negocio mantiene un nivel competitivo.
      
 
Los clientes transalpinos son los que peor valoran a los hoteles españoles
 
Este indicador trimestral mide la calidad percibida de los hoteles españoles a partir de las opiniones de sus clientes. Un resultado mayor a 8, se considera competitivo, y un resultado por encima de 9 es de excelencia. Este trimestre, el sector se ha quedado en un 8, cuando de enero a marzo logró su máximo histórico con un 8,3.

La variable que obtiene mejor puntuación es esta última, que alcanza en este trimestre una nota de 9,4. Tras este criterio, la atención al cliente y la limpieza son los mejor valorados por los clientes en este trimestre de 2013, con un una puntuación de 8,2 y 8,1, respectivamente, lo que supone un descenso de 0,3 y 0,2 décimas respecto a la oleada anterior. El informe muestra cómo la relación calidad-precio y las instalaciones también han registrado descensos en sus puntuaciones.

El estudio incluye, por primera vez, la percepción de calidad segmentada por el origen de los turistas. De esta forma, los clientes americanos son los que puntúan mejor la calidad de los hoteles españoles, con índices que alcanzan el nivel competitivo.

En cambio, los países europeos, especialmente los transalpinos (Alemania, Suiza y Austria) se muestran muy críticos y consideran que la calidad de nuestros alojamientos no alcanza un nivel suficiente.