La CAM prepara su salida del capital de Meliá Hotels

La CAM prepara su salida del capital de Meliá Hotels

El paquete vale 60 millones de euros y el precio de la acción roza el que tenía en su salida a bolsa

Jorge Chamizo

23/02/2012 - 23:25h

La Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) está empezando a liquidar sus activos inmobiliarios y las participaciones industriales que atesora. La entidad alicantina busca el momento oportuno para desprenderse de su paquete en la primera cadena hotelera española y sexta de Europa, Meliá Hotels & Resorts, de la que es el segundo accionista, según fuentes cercanas al grupo mallorquín.

CAM, en sus últimos días bajo la gestión del Banco de España antes de pasar a manos del Sabadell, está tratando de rentabilizar los pocos activos valiosos que tiene en balance. Lastrada por una inversión desaforada en el sector inmobiliario, la caja sin embargo cuenta con algunas participaciones relevantes ajenas al ladrillo.

Una de ellas es el 6% de Meliá Hotes International, cuyo valor de mercado asciende a unos 60 millones de euros. Hace unos días, bajo estos mismos criterios, la entidad financiera vendía su participación en el touroperador alemán TUI, operación que le ha granjeado unos ingresos de 77 millones y un beneficio de 27 millones.

La consigna que maneja el equipo gestor de CAM es dar una salida ordenada a esas participaciones buscando maximizar el retorno de la desinversión. El paquete en Meliá es uno de los que está preparado para la venta cuando las condiciones sean adecuadas.

CAM es desde hace años el segundo socio de referencia de la cadena que controla la familia Escarrer con una mayoría holgada, cercana al 64%. Otro 30% de la sociedad flota en bolsa. Meliá es la decimoséptima firma hotelera del mundo a través de una red de 308 hoteles y casi 78.000 habitaciones en 28 países. El 45% de esa planta hotelera está en España.

La crisis golpea los resultados

Pese al buen año turístico registrado en 2011, la crisis ha golpeado a Meliá. Hasta septiembre, últimos datos disponibles, el beneficio del grupo ha caído con fuerza, el 46%, hasta situarse en 38 millones de euros. Las ventas se mantuvieron estables en los 969 millones de euros mientras el resultado de explotación se contrajo el 25% hasta los 106 millones.

La posición financiera es manejable. La cadena que preside Gabriel Escarrer contaba en el tercer trimestre con una posición de liquidez de 348 millones mientras que debe afrontar vencimientos en 2012 por valor de 256 millones, según datos oficiales de la empresa.

Meliá salió a bolsa en 1996 a través de una oferta pública de venta que se realizó a un precio de 5,41 euros. Actualmente la acción cotiza a 5.35, esto es, ligeramente por debajo del precio de aquella salida.