La crisis inmobiliaria, una oportunidad para Pierre & Vacances

Pierre & Vacances Estepona

La crisis inmobiliaria, una oportunidad para Pierre & Vacances

El grupo francés aprovecha el abundante ‘stock’ de viviendas de España para uso turístico. La compañía suma 3.465 apartamentos en la costa peninsular y pone un pie en los destinos urbanos de la mano de Accor

Pierre & Vacances Center Parcs refuerza su presencia en España y lo hace como una estrategia muy particular. El grupo francés ha centrado su expansión aprovechando los miles de metros cuadrados construidos e inhabilitados en el país. Así, la compañía ha optado por llegar a acuerdos con promotores, inmobiliarias e incluso particulares, con el fin de ofrecer su sello de rentabilidad a los espacios que brindan pocos resultados.

“Pierre & Vacances puede ser una solución parcial al exceso de oferta inmobiliaria existente en España que lastra el crecimiento del sector”, explica el presidente ejecutivo de la compañía, José María Pont.

El directivo destaca que el territorio nacional necesita remedios que permitan “dar salida” a las más de tres millones de viviendas vacías sin alquilar ni vender, y que en el caso de las zonas turísticas pueden servir a sostener un turismo familiar de calidad “parcialmente”, asegura.

Adaptación al grupo

De esta manera, Pierre & Vacances ha impulsado un programa para detectar inmovilizados existentes que puedan aprovecharse para un uso turístico y que reúnan las condiciones que exigen los complejos del grupo, para adaptarlos a la oferta de su cartera.

Sin embargo, la ausencia de un marco regulatorio claro en determinadas comunidades autónomas dificulta un crecimiento más rápido. Pont se queja de que esta carencia normativa en muchas regiones, junto con el régimen de protección de la propiedad, impida que la compañía crezca “más deprisa”.

España, la “prioridad”

Según Pont, el mercado español es la “prioridad” de Pierre & Vacances actualmente. Una aventura que empezó en 2008. El grupo apuesta también por ampliar su presencia fuera de la costa peninsular --como Baleares y Canarias--, pero tiene claro que no irá fuera de los límites europeos, con la excepción de Marruecos, donde sí tiene puesta una pica.

La empresa ampliará su portafolio en el destino español de los 3.465 apartamentos vacacionales actuales a los 5.000 en 2015. De este modo, la compañía alcanzará 30.000 camas a lo largo de 40 complejos, frente a los 31 de este ejercicio.

Pierre & Vacances Center Parcs prevé cerrar el año con una facturación aproximada de 35 millones de euros en España, de los cuales 30 millones provienen de la división turística. Los cinco millones restantes pertenecen al negocio inmobiliario de la compañía. En 2011, esta división de la empresa ingresó 20 millones de euros.

En conjunto, el Grupo Pierre & Vacances facturó 1.470 millones de euros en el ejercicio 2010-2011, de los que un 75% procedía del negocio turístico y un 25% del inmobiliario, con 51.000 apartamentos en ocho países y 7,7 millones de clientes anuales.

Turismo urbano con Accor


Pierre & Vacances también se adentra en los destinos urbanos de la mano de Accor. Ambas empresas han creado la marca Adagio, participada al 50%, para hacerse un hueco en las ciudades.

Después de la apertura de la residencia Adagio Sant Cugat (Barcelona), el grupo está cerrando acuerdos en Madrid, que sería su primera incursión en la capital. El objetivo es sumar hasta 400 apartamentos entre las dos ciudades en 2014.

Este tipo de negocio no es nuevo para el grupo galo, que ya posee un total de 80 complejos Adagio en toda Europa. En París, la compañía cuenta con cerca de 17 residencias de esta categoría.