La crisis se cobra el cierre de 1.500 alojamientos rurales

La crisis se cobra el cierre de 1.500 alojamientos rurales

Los empresarios se quejan de que sólo se promociona el turismo de ‘sol y playa’

REDACCIÓN

03/09/2012 - 12:43h

El turismo rural está de capa caída como consecuencia de la debilidad de la demanda nacional. Este sector retrocedió el 15,6% en julio y que en lo que va de año ya se ha cobrado el cierre de unos 1.500 alojamientos rurales, de los cerca de 15.000 existentes en España.

El director de la empresa mayorista de turismo rural y naturaleza Factor Ocio, Rafael Pintado, ha señalado que las expectativas de cara al mes de agosto no se han llegado a cumplir, con caídas de casi un 30% con respecto a hace un año.

Ante este panorama, según Pintado, cerca del 85% de los alojamientos asumirá la subida del IVA, del 8% al 10%, en sus propias cuentas con el objetivo de mantener a una demanda interna de por sí "muerta".

"No tenemos la opción de subir los precios porque no hay demanda. Buscamos clientes con ofertas que llegan a estar por debajo de los costes, por lo que tenemos que asumir el incremento de cara a fin de año y, a lo mejor, en perpetuidad", ha lamentado.

Promoción del ‘sol y playa’

Algunas de las quejas del sector pasan por la escasa coordinación entre los organismos de turismo de las comunidades autónomas y a la poca promoción que se le da al turismo rural en beneficio del ya conocido 'sol y playa', explica el responsable de Factor Ocio.

"El 98% de las iniciativas de Turespaña están orientadas a la promoción de los destinos playeros y no de interior. El turismo rural está formado por pequeños empresarios que no tienen medios para darse a conocer y esto es un importante impedimento para atraer a los extranjeros", concluye.