La modelo Verónica Blume pone su 'karma' en un nuevo hotel en BCN

La modelo Verónica Blume pone su 'karma' en un nuevo hotel en BCN

El cuatro estrellas Brummell está dedicado al yoga y al bienestar

Ignasi Jorro

Barcelona

28/02/2015 - 17:27h

Verónica Blume, modelo y profesora de yoga, asesorará al hotel Brummell (izq)

La modelo Verónica Blume cederá parte de su conocimiento en wellness a un nuevo hotel de cuatro estrellas en Barcelona. El Brummell, de sólo 20 habitaciones, abrirá el 26 de marzo con la intención de convertirse en un "oasis urbano".

El establecimiento estará dedicado al bienestar. Para ello, dispondrá de sauna, jardín, una pequeña piscina y un restaurante con comida kilómetro 0. El interior lo redecorará un estudio de arquitectura local, con piezas importadas de Sri Lanka que reforzarán la sensación de sosiego.

"Por su ubicación y características, será un hotel distinto. Además, tendrá un espacio adyacente en el cual habrá clases de yoga, actos culturales, charlas y otras actividades", ha señalado Christian Schallert. Este diseñador encabeza un proyecto que se estña ejecutando en un edificio comprado en el barrio de Poble Sec de la ciudad condal.

La intención, admite Schallert, es ofrecer un espacio de encuentro para el público internacional "culto y sensible" y los vecinos de la ciudad. Para ello, el Brummell abrirá el garage colindante a todo el mundo, no sólo clientes. Tendrá servicio de alquiler de bicicletas y e-bikes e invitará a visitar los museos de la ciudad.

Independiente

Ligado a Excellence Hotels, el establecimiento será independiente y boutique. "Colaboramos con la cadena pero será un hotel diferenciado. El concepto que exploramos es el de 'urban retreat' u oasis urbano", abunda el emprendedor.

"Está pensado para que los vecinos vengan a desayunar o a hacer actividades al centro. En lo que respecta a los turistas, ofreceremos el máximo bienestar dentro del hotel, con mucha luz y bañera exterior en la habitación, y posibilidades de explorar el entorno", tercia Schillert, también diseñador de interiores.

El Hotel Brummell se ha levantado en un antiguo edificio de viviendas en un extremo de la calle Nou de la Rambla. Convenientemente alejado del bullicioso centro urbano, el alojamiento espera ser la plataforma perfecta para explorar la montaña de Montjuïc, una loma urbana con varios museos y palacios.